“Las Fuentes del Marqués” Un tesoro por descubrir

El Paraje natural de las Fuentes del Marqués es uno de los grandes atractivos de Caravaca de la Cruz.  El paraje debe su nombre a uno de sus anteriores dueños, los marqueses de San Mamés, y al nacimiento de varios manantiales en el lugar. Posee una extensión de 17,4 Hectáreas.

fuentes-del-marques-4

fuentes-del-marques-7Es el agua y su distribución mediante acequias lo que ha dado lugar a este frondoso y agradable paraje. Existen cuatro manatiales, dos de ellos acondicionados en forma de “Sartenes”, cuya procedencia son los acuíferos existentes en los macizos calcáreos de las sierras circundantes. Este conjunto de manantiales es considerado el más importante de la Región de Murcia tanto por su caudal como por la calidad de las aguas.

fuentes-del-marques-8

 

 

Éstas han jugado un papel importante en el desarrollo de la ciudad tanto por su aprovechamiento para fines agrícolas y ganaderos, para el consumo humano y como fuerza motriz de molinos y batanes.

 

Parte importante de las Fuentes son las Cuevas del Marqués, situadas sobre una colina dominando las Fuentes. Son grutas artificiales excavadas en la roca y que datan de época árabe; por los materiales cerámicos encontrados, datables a partir del siglo XI.

fuentes-del-marques-12

Otra parte esencial de este paraje es el Torreón de los Templarios. Construido con sillería de piedra proveniente de las montañas de Caravaca, alcanza una altura de tres plantas y está culminado por un tejado a 4 aguas. Sobre él, la imaginación popular ha tejido numerosas leyendas, una de ellas asegura que el Torreón comunica mediante un túnel que pasa bajo el río Argos con el santuario.

fuentes-del-marques-2

En definitiva, las Fuentes del Marqués, es un paraje con encanto, en el que en cualquier época del año la naturaleza se muestra en todo su esplendor. Un entorno privilegiado para disfrutar de la naturaleza y del aire fresco y puro que nos regalan el agua y el bosque mediterráneo.

El Ayuntamiento de Caravaca y el testamento de Isabel la Católica

El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz es un edificio barroco (siglo XVIII), que presenta un arco que da acceso a una plaza conocida precisamente como plaza del Arco. Obra en plano del conocido arquitecto Jaime Bort (que entre otros proyectos realizó el imafronte de la catedral de Murcia), su ejecución se debe realmente al maestro de obras caravaqueño Antonio del Campo.

En la Sala de Plenos del citado edificio puede verse un gran cuadro, en cuanto a sus dimensiones y calidad, copia de un original de Eduardo Rosales que actualmente se exhibe en el Museo del Prado (Madrid). El lienzo representa a la reina Isabel I de Castilla, que falleció en Medina del Campo en 1504, dictando su testamento en presencia de su esposo, Fernando II de Aragón, y de otros personajes de la Corte castellana. Esta pintura, dada sus dimensiones, se hace presente en los plenos del Ayuntamiento y llama pronto la atención de toda aquella persona que visita la susodicha sala  Conozcamos algo más de esta pintura, de la obra original, que durante tantos años (la copia), por así decir, ha presidido (y aún lo hace), esta Sala tan importante en la vida política caravaqueña.

Aquí están sus datos, los del original, para el que quiera saber más de ella

Ficha técnica

Número de catálogo

P04625

Autor

Rosales Gallinas, Eduardo

Título

Doña Isabel la Católica dictando su testamento

Fecha

1864

Técnica

Óleo

Soporte

Lienzo

Dimensión

Alto: 287 cm.; Ancho: 398 cm.

Procedencia

Adquirido al autor, 1865; Museo de la Trinidad, 1865; Museo del Prado, 1872; Museo de Arte Moderno; Museo Español de Arte Contemporáneo, hasta 1971.

Descripción del motivo pintado

            En la penumbra del dormitorio regio instalado en el Castillo de la Mota, la moribunda reina Isabel (1451-1504) aparece tendida en su lecho, cubierto con un dosel y rematado con el escudo de armas de Castilla. Recostada su cabeza sobre dos altos almohadones y tocada con su característico velo sujeto al pecho por un broche con la venera y cruz de Santiago, ordena con una indicación de su mano la escritura de su última voluntad, que dicta al escribano Gaspar de Gricio, sentado ante su pupitre, junto a la cama. A la izquierda, dando la espalda a un pequeño oratorio iluminado por una lamparilla de aceite, está sentado el abatido rey Fernando, con el rostro compungido, la mirada perdida y el pensamiento absorto, abandonado el peso de sus brazos sobre el sillón y apoyando los pies en un almohadón de terciopelo. En pie, junto a él, permanece su hija Juana, con las manos enlazadas y la mirada baja. Al extremo del lecho, acompañan a la reina en sus últimos momentos varios miembros de su Corte, encabezados por el cardenal Cisneros, vestido con la dignidad de su hábito, entre otros nobles. En la sombra del aposento asoman detrás del dosel los marqueses de Moya, fieles servidores de la soberana moribunda.

Doña Isabel la Católica dictando su testamento es posiblemente el cuadro más conocido del pintor purista español Eduardo Rosales. Esta pintura se sitúa dentro de la pintura de historia academicista del período romántico, resultando un estilo más realista que obras precedentes del autor. Sin duda es obra cumbre de la pintura de historia del siglo XIX. Rosales Invirtió en ella año y medio de trabajo y la presentó a la Exposición Nacional de Paris de 1864, donde sería premiado con una primera medalla, que supuso el reconocimiento de su autor en los círculos artísticos oficiales y una verdadera convulsión para los pintores españoles de su generación.

Como reconocimiento simbólico de su relevancia, cabe decir que fue la primera obra que se colgó, en presencia del Ministro de Cultura, el director del Museo y el presidente del Real Patronato, de la exposición Maestros modernos. Las colecciones del siglo XIX del Museo del Prado, con la que en 2007 se inauguró la ampliación de Moneo.

salc3b3n-de-plenos1200px-Doña_Isabel_la_Católica_dictando_su_testamento_(Rosales)

 

CRUZ DE CARAVACA EN LA NECROPOLIS DE LA ERMITA STA. CLARA – PTO. STA. MARIA (CÁDIZ)

La Cruz de Caravaca en el Puerto de Santa María (Cádiz)

Las excavaciones llevadas a cabo en la necrópolis de la ermita de Santa Clara (Puerto de Santa María, Cádiz), muestran el conocimiento y fe profesada a la Cruz de Caravaca, en lugares tan lejanos de la Región de Murcia como es el caso de esta localidad gaditana.

La susodicha necrópolis pertenece a un antiguo cementerio del siglo XV que estuvo en uso hasta los primeros años del siglo XIX. En dichas excavaciones se han encontrado unas 300 tumbas, en las que se han hallado réplicas de la Sta. y Vera Cruz de Caravaca en colgantes y rosarios. Se barajan varias hipótesis respecto a la presencia de estas Cruces de Caravaca en tierras gaditanas. La primera es que frailes franciscanos y jesuitas, que previamente habían pasado por Caravaca, fallecieron en su peregrinar hacia el Nuevo Mundo y fueron enterrados en el puerto de Santa María, que en aquella época era precisamente la puerta de salida hacia América. Otra posibilidad de la presencia de la Vera Cruz en Cádiz pudiera deberse a la presencia de limosneros que iban pidiendo donativos para sufragar los gastos de la construcción del Santuario de la Vera Cruz de Caravaca. Ante la falta de recursos para la finalización del mismo el Ayuntamiento y la Cofradía solicitan al rey una licencia durante 8 años para pedir limosna por todas la diócesis de España. A cambio de esa limosna se entregaba una Vera Cruz. Esa licencia fue renovada en varias ocasiones hasta la conclusión de las obras. De hecho existe documentación de varias diócesis por donde pasaron los limosneros y una de ellas era Cádiz.

Dato interesante es también que el enclave donde se centran las excavaciones se encuentra en un camino de salida natural de la ciudad gaditana hacia el norte y que conectaba la ciudad con varias vías de comunicación, entre ellas una que iba directamente a Murcia.

Cada enterramiento es una biografía por descubrir, pues la costumbre de colocar una lápida con el nombre del difunto no existía en la Edad Media. Los objetos encontrados en las tumbas muestran cómo la religión tenía un peso muy importante en sus vidas y en la sociedad, y también, cómo no, cuán lejos llegaba el conocimiento de la Cruz de Caravaca.

DSC05133 DSC05159

La Cruz de Caravaca y la película “La Misión”

El conocimiento de la Cruz de Caravaca se extendió rápidamente fuera de nuestras fronteras gracias a los misioneros jesuitas y franciscanos que predicaron su historia en Europa y, sobre todo, en Hispanoamérica.
Hay un lugar geográfico especialmente interesante en lo referente a la evangelización de América: la zona de Misiones. Las misiones jesuíticas guaraníes o reducciones jesuíticas guaraníes fueron un conjunto de treinta pueblos misioneros fundados a partir del siglo XVII por la orden religiosa católica de la Compañía de Jesús entre los aborígenes guaraníes y pueblos afines, que tenían como fin su evangelización y que se ubicaron geográficamente -quince- en las actuales provincias de Misiones y Corrientes, en Argentina, -ocho- en el Paraguay y -las siete restantes- en las denominadas Misiones Orientales, situadas al suroeste del Brasil.

Los jesuitas tenían la costumbre de colocar una Cruz de Caravaca en las plazas de las misiones que levantaban en las tierras de los indios guaraníes. Así lo podemos ver en la famosa Misión de San Miguel (Brasil), protagonista de la película británica La Misión (1986), dirigida por Roland Joffé e interpretada por Robert De Niro, Jeremy Irons, Ray McAnally y Aidan Quinn, en los papeles principales, envuelta toda con la maravillosa música de Ennio Morricone. En esa película podemos ver el símbolo de la Vera Cruz de Caravaca presidiendo la plaza como muestra del conocimiento y difusión que tuvo dicha Cruz.
800px-Ruinas-saomiguel13

Cruz-de-CaravacaQQ

IMG_5249

la_mision

Corte de Tráfico, Fines de Semana, en la Plaza del Arco.

avisoPara favorecer la circulación peatonal de los turistas que durante los fines de semana se concentran en la zona de la Plaza del Arco y para asegurar unas condiciones de mayor seguridad, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz cortará el tráfico rodado en dicha plaza durante los sábados y domingos de los meses de julio y agosto, de 11.00 a 19.00 horas.

A lo largo del citado periodo de tiempo, los vehículos que tengan que acceder al barrio del Castillo y a la Real Basílica de la Vera Cruz, lo harán por la calle Colegio y calle Mayor, en su tramo de la parroquia de ‘El Salvador’, quedando únicamente permitido el paso por la plaza a los servicios de seguridad, emergencias y acontecimientos excepcionales.

La Esquina de la muerte

 

La sirena de piedra de la iglesia del Salvador ha sido testigo de numerosos crímenes en la historia de Caravaca.
                  
               Esta estatua la puedes ver en la esquina de la iglesia del Salvador y representa una arpía o una sirena tal y como la entendían los griegos.

sirena

               Los primeros escritos sobre esta son de 1725. Aquí se produjo un suceso que forma parte de la historia negra de Caravaca. Al parecer, al anochecer del día de navidad unos jóvenes, tras festejar y, seguramente con un poco de anís de más, armaron mucho alboroto en este lugar. Un hombre al escuchar todo este ruido les reprochó el escándalo que estaban armando. Se llamaba Saturio.
              Los mozos se envalentonaron y  llegaron a las manos con Saturio y los vecinos que se quejaban. En medio de la trifulca apareció una hoja afilada que acabó acuchillando a Saturio. Ante el alboroto las autoridades no supieron bien quién fue el responsable y detuvieron a numerosas personas, pero resultó que el asesino logró burlar a la justicia y escapó. Al tiempo se supo que el autor fue Alonso Sánchez, uno de los jóvenes que empezaron la pelea. dfastfadsgfadsllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllmmmmmmmmmmmmmmmmm   m          Otro suceso que se relaciona con la Esquina es uno de la época de Fernando VII. En ese tiempo  llegó a Caravaca un hombre muy partidario del absolutismo y alquiló una casa localizada en lo que hoy es la calle de las monjas. Por allí pasaron un grupo de personas partidarias de todo lo contrario, cantando y repitiendo consignas contra su gobierno.y Al escuchar esto; Miguel, que así se llamaba el hombre, salió enfurecido y se enzarzó en una pelea con este grupo. Este corrillo respondió a la agresión y alguien disparó a Miguel. Desangrándose murió en la esquina dejando un baño de sangre. Podríamos decir que la Esquina de la Muerte ha inspirado muchos relatos e historias sobre crímenes. De ahí el carácter tétrico de su nombre y las leyendas que se han ido entretejiendo entorno a este lugar. Desde Turismo agradecemos la aportación de Francisco Fernández García a este breve resumen.   Si quieren saber más recomendamos su artículo 25 De diciembre de 1750: Asesinato en el día de Navidad.

2 de marzo de 1944: Declaración de Monumento Histórico-Artístico del Castillo y Santuario de la Stma. y Vera Cruz de Caravaca

Reproducimos una entrada publicada en “Tribuna del Noroeste” por Francisco Fernandez Garcia, archivero municipal de Caravaca que es muy interesante.

El 2 de marzo de 1944 el Consejo de Ministros suscribió un Real Decreto declarando Monumento Histórico Artístico el Castillo y Santuario de la Stma. y Vera Cruz, que quedaría a partir de entonces bajo la tutela del Estado. Con ella se culminaba una antigua aspiración del consistorio caravaqueño, que venía intentando desde hacía varias décadas la consecución de esta declaración.
Los primeros antecedentes referidos a este propósito los encontramos en la sesión celebrada por el ayuntamiento de nuestra ciudad el 23 de abril de 1921, en la que el alcalde don Pedro José Caba sometió “a la consideración de la corporación, la conveniencia de que el Santuario de la Stma. Cruz, sea declarado Monumento Nacional” acordándose, tras debatir el asunto, trasladar la solicitud a “sus representantes en Cortes, pidiéndole que soliciten de aquellas su declaración, por la importancia arquitectónica del mismo”. Las gestiones siguieron su curso, de modo que se presentó oficialmente la solicitud en el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.
Las primeras dificultades surgieron por parte de la Comisión Provincial de Monumentos de Murcia, que informó a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando el 15 de junio de ese mismo año ratificándose en la calificación otorgada al Santuario de la Stma. y Vera Cruz cuando fue preguntada por la referida Academia acerca de los Monumentos provinciales dignos de ser conservados, no considerándolo merecedor de tal título aunque, dado su valor arqueológico, se le incluyó “en la categoría de los llamados arquitectónico artistico”. A pesar de ello, el 15 de marzo de 1922 la Real Academia redactó “un voluminoso informe respecto de aquella fábrica estudiándola ampliamente desde el mero aspecto artistico que a ella tocaba hacerlo y prescindiendo del punto de vista histórico” en el que, aún reconociendo su importancia, no consideraba oportuna su declaración como monumento nacional, sino su inclusión entre “los arquitectónico artistico”.
En este estado, la Dirección General de Bellas Artes remitió 28 de marzo el expediente, que constaba de los referidos dictámenes de la Comisión Provincial de Monumentos Artísticos e Históricos de Murcia y de la Real Academia de la Historia y seis fotografías, a la Real Academia de la Historia para que realizara su correspondiente informe, que fue encargado el 4 de abril al ilustre académico don Jerónimo López de Ayala y Álvarez de Toledo, Conde de Cedillo. Cuatro años después, el 22 de octubre de 1926, concluyó su informe dictaminando que “no aprecia en la Fortaleza y Templo de la Santísima Cruz de Caravaca calidades y circunstancias bastantes para que sean declaradas Monumento nacional”. El informe fue leído y aprobado en la sesión celebrada por la Academia el 29 de octubre de 1926, remitiéndose a continuación al Ministerio de Instrucción Pública. Su contenido era bastante crítico con la relato de la aparición de la Cruz transmitido entre los caravaqueños y divulgado por los autores locales: “la sencilla y al parecer verídica tradición primitiva se difunde por Europa merced a la propaganda y a los escritos de algunos religiosos españoles, pero a la vez empiezan a alterarse y al hecho de la aparición se van agregando y atribuyendo circunstancias fantásticas sin precedente documental ni tradicional alguno. Los falsarios y los autores y propaladores de los falsos cronicones cultivan la tradición de Caravaca adobándola a su gusto”. Dado el carácter negativo de todos los dictámenes, la solicitud no prosperó. Habrá que esperar casi dos décadas para que, una vez concluida la guerra civil, el tema volviera a retomarse, aunque ahora con un rango distinto.
En esta ocasión la propuesta partió del Ministerio de Educación Nacional e incluía, ahora si, los informes favorables de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Comisaría General del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional.
Para este intento se contó también con la mediación e influencia del prestigioso escritor catalán Eugenio D’Ors, que había sido director general de Bellas Artes en el gobierno del general Franco desde 1937 a 1939. D’Ors visitó Caravaca durante las fiestas de mayo de 1943, actuando como mantenedor de los Juegos Florales celebrados el 5 de mayo de 1943 en el Teatro Thuillier, circunstancia que aprovecharon las autoridades municipales para conseguir su colaboración en las gestiones necesarias para la consecución de la declaración. El escritor se quedó gratamente impresionado por la ciudad, sus monumentos y sus fiestas, siendo el primero en equiparar el más caravaqueño de los festejos con las fiestas pamplonesas: “los Caballos del Vino son los Sanfermines del Sur”, por lo que no tuvo ningún inconveniente en apoyar la petición y ayudar en la medida de sus posibilidades.
Finalmente, el 2 de marzo el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto declarando Monumento Histórico Artístico el Castillo y Santuario de la Stma. y Vera Cruz, comprendiendo tanto las construcciones militares como las religiosas y claustrales, que fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el 18 de ese mismo mes, siendo su texto el siguiente:
“Articulo 1º.- Se declara Monumento Histórico-artístico el conjunto de construcciones militares, religiosas y claustrales conocido con el nombre de Real Alcázar, en Caravaca (Murcia) (1).
Articulo 2º.- La tutela de este Monumento, que queda bajo la protección del Estado, será ejercida por el Ministerio de Educación Nacional”.
(1) “Cuenta la ciudad de Caravaca (Murcia), entre sus edificios más notables, el denominado Real Alcázar, conjunto de construcciones militares, religiosas y claustrales con todo el sabor del medioevo clásico y convertido, seguramente a partir del primer tercio del siglo XIII en santuario.
Fue el día 3 de Mayo del año 1232 cuando aquellos antiquísimos muros y torreones presenciaron la aparición de la Santísima y Vera Cruz, determinando la conversión al cristianismo del sarraceno Ceyt-Abuceyt, rey a la sazón de Murcia y Valencia, conquistador de la ciudadela y testigo del hecho milagroso.

santuario-cruz
El templo, propiamente dicho, data del siglo XVII, y ostenta una grandiosa portada barroca del XVIII”.
“Como homenaje al Excmo. Sr. D. Eugenio d’Ors”, el ayuntamiento acordó en la sesión plenaria que tuvo lugar el 31 de mayo de ese mismo año imponer su nombre a la calle y cuesta del castillo como reconocimiento a “la actividad y gran interés con que ha realizado todas las gestiones precisas hasta conseguir que el Castillo o Real Alcázar, de esta ciudad, sea declarado Monumento Nacional”.

 

El Gobierno regional destina más de 100.000 euros para el apeadero de autobuses de cara al Año Jubilar

El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia ha autorizado la firma de un convenio entre la Consejería de Fomento e Infraestructuras y el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz para la ejecución de las obras de mejora de seguridad vial en la travesía urbana de la carretera regional RM-715, que une la localidad con Moratalla.
Esta actuación se enmarca en las iniciativas que desarrolla la Comunidad para dinamizar la celebración del Año Santo, que se conmemora en 2017. Este proyecto servirá para ampliar las infraestructuras del municipio a fin de facilitar el acceso y la llegada de peregrinos y visitantes en general que se acerquen a Caravaca de la Cruz con motivo del Año Jubilar.

Las obras consistirán en la ejecución de un apeadero y urbanización del entorno en el tramo urbano de la carretera RM-715, denominada avenida de los Andenes de Gregorio Sánchez Romero de Caravaca con un presupuesto de 108.349 euros.

Los trabajos incluyen la construcción de tres paradas de autobús en la avenida, junto a la Plaza del Templete. La Comunidad asumirá los trabajos correspondientes a las demoliciones y movimientos de tierra, muros de contención y cerramientos, pavimentaciones y señalización, que tendrán un coste de 60.000 euros.

 
Por su parte, el Ayuntamiento se hará cargo de la reposición de infraestructuras y las obras de servicios urbanísticos como el alumbrado público, la red subterránea de baja tensión, el abastecimiento, el alcantarillado y los servicios de telefonía, que suponen una inversión de 48.349 euros.

apeadero

El Info y el Ayuntamiento de Caravaca han diseñado un plan para impulsar proyectos en turismo, gastronomía y nuevas tecnologías

AYUNTAMIENTO DE CARAVACA DE LA CRUZ // La agencia de desarrollo regional pone en marcha un programa para crear una veintena de empresas y oportunidades de emprendimiento vinculadas al Año Jubilar.

El Instituto de Fomento y el ayuntamiento de Caravaca de la Cruz pondrán en marcha un programa para impulsar la creación de una veintena de nuevas empresas y generar oportunidades de emprendimiento vinculadas al Año Jubilar de Caravaca 2017. El plan pretende impulsar proyectos de emprendimiento en áreas como el turismo, la gastronomía o las nuevas tecnologías.

El director del Info, Javier Celdrán, y el alcalde de Caravaca, José Moreno, han mantenido una reunión de trabajo, en la que también han participado, Esther Poveda, concejal de Educación y Juventud, y Gloria Gómez, concejal de Turismo, Comercio y Artesanía; para diseñar las líneas estratégicas de este plan.

El alcalde, José Moreno, ha declarado que el primer objetivo es la creación de empleo y para ello: “El consistorio caravaqueño ha aprobado un Plan de Fomento Empresarial y Empleo, que concederá 170.000 euros en ayudas dirigidas a personas físicas y jurídicas que inicien su actividad económica o contraten a trabajadores, y desarrollen dicha actividad en nuestro municipio”. Moreno ha señalado que estas actividades deben ir dirigidas a fomentar la iniciativa empresarial, el trabajo autónomo y la economía social, así como las encaminadas a la generación de empleo, actividad económica y dinamización e impulso de nuestro municipio. Así mismo se están realizando tres ´Programas de Empleo Público y Formación´ de turismo, mantenimiento de espacios públicos y adecuación de un local en el Centro Municipal de Empleo, Formación e Igualdad para un taller de aparado. Además, en los próximos meses se iniciará otro programa de “marketing y compraventa internacional”.

“La celebración en 2017 del Año Jubilar sitúa a Caravaca como una de las cinco ciudades santas del mundo cristiano, lo que supone una oportunidad para impulsar el desarrollo local y generar nuevas oportunidades de empleo estable y con proyección de futuro vinculadas al turismo religioso en un municipio que en la actualidad cuenta con cerca de 2.000 empresas y la misma cifra de autónomos”, explicó Javier Celdrán.

El primer paso de este programa será la realización, entre los meses de septiembre y octubre, de un estudio para identificar 20 posibles negocios para emprendedores. A continuación, durante noviembre y diciembre, está previsto organizar unas jornadas de fomento del emprendimiento que contarán con la colaboración del ayuntamiento y el Instituto de Turismo de la Región de Murcia (ITREM).

El último paso será el desarrollo, a partir del mes de febrero de 2017, del programa “Speed Up – Caravaca Año Jubilar”, una iniciativa de creación y consolidación de empresas vinculadas al turismo en el que se dará formación sobre creación de empresas y que contará con el asesoramiento de los mejores profesionales, expertos y mentores de la Región. El objetivo de este programa, que se basa en el trabajo en equipo entre los participantes y que se cierra con una competición en la que se premian las ideas con mayor potencial y posibilidades de viabilidad, es dotar a los emprendedores de las herramientas necesarias para poner en marcha su proyecto.

En concreto, el plan del Info y el ayuntamiento de Caravaca de la Cruz pretende impulsar proyectos de emprendimiento en ámbitos directamente relacionados con la apertura de albergues y hoteles rurales, la fabricación y venta de productos y artesanía religiosa, aplicaciones inteligentes para turismo o la puesta en valor de productos gastronómicos autóctonos, así como recuperar el patrimonio histórico y artístico de la zona, para crear un ecosistema de emprendimiento en el que se generen sinergias y que pueda contribuir al desarrollo económico. info y turismo

Ciclo de conciertos “A la luna de Barranda”

El ciclo de conciertos ‘A la luna de Barranda’ llevará los sábados del mes agosto conciertos gratuitos, organizados por el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, al auditorio exterior del Museo de la Música Étnica-Colección Blanco Fadol.

La apertura del ciclo correrá a cargo de la polifacética artista murciana Paula Marengo, acompañada de la formación Jazz Quartet, el próximo 6 de agosto.

Todos los conciertos enmarcados en este ciclo darán comienzo a las 22.30 horas y estarán acompañados de degustaciones de la cerveza artesana ‘Molino del Río’.

 

CartelALaLunaDeBarranda2016