FIESTA DE LOS SANTOS INOCENTES EN LA REGIÓN DE MURCIA

La Región de Murcia al igual que otras comunidades de España conserva sus costumbres y tradiciones dejadas por sus ancestros y las diferentes culturas que pasaban por sus tierras y dejaban algún habito que los pobladores siguieron por años hasta la actualidad,  conservan también su rica riqueza artística, arquitectónica y monumental que adornan y le dan un especial toque de antigüedad a sus ciudades, lo que lo hace que sea un lugar sumamente atractivo y turístico.

La Fiesta de Los Santos Inocentes es un acto muy popular enraizado desde muy antiguo por la iglesia, donde todos los grupos sociales ya sea de la condición social a la que pertenezcan participaban en mayor o menor medida. La Iglesia católica recuerda este acontecimiento el 28 de diciembre, aunque de acuerdo con el Evangelio de Mateo, se situaría después de la visita de los Magos al rey Herodes I el Grande (uno o dos días después del 6 de enero).

Evidencia histórica no  hay. Ningún historiador de la época menciona el hecho.

Este tipo de fiesta era para obtener dinero. En ella destacaba el mejor postor y rompiendo el baile, demostraban a sus convecinos su escala social, como bien se relata en este fragmento: “[…] el gran baile extraordinario llamado de los ‘Inocentes’, de popularidad extremada no sólo en Espinardo, sino en la misma Murcia, de donde venían a presenciarlo desde la más alta aristocracia hasta el más humilde obrero, por ser para todas las clases sociales una fiesta de mucho atractivo, […]. La célebre ‘puja’, que solía comprometer económicamente a los mozos cuando pretendían bailar con una chica, jugándose en estos casos el dinero, y lo que es más delicado, el honor […]”.

La Fiesta de los Santos Inocentes esta fundamentada en las Inocentadas. La primera de ellas se produce a la Entrada de la Iglesia y en el Interior de la misma.

Otro acontecimiento particular son las burlas que se sucedían dentro de la iglesia, como por ejemplo; el robo del misal. Es un hecho característico que se sucedían en muchas de las zonas de la Región de Murcia, donde un inocente u otro personaje cercano a la fiesta, cogía el libro sagrado del altar mayor, y el párroco, sabiendo lo que sucedía, alborotaba diciendo que habían robado el misal, y no se podía dar misa. Todos los asistentes se enfrascaban en ese ambiente de algarabía, donde los inocentes procedían a buscar el misal entre los bancos, por las faldas de las mozas, hasta que descubrían que una de las mozas lo había robado y se comenzaba a decir “pero como puede ser que la hija de tan buena familia haya robado el misal, cuantas misas de difunto por ese suceso iba a pagar la familia”. Pero para relatar mejor este suceso incorporamos esta noticia: “[…] En los pueblos de los que en Murcia llaman campo, los inocentes se apoderan del misal, que está preparado sobre el arca, y lo ocultan bajo las sayas de una de las mozas que asisten arrodilladas en la iglesia, de modo que cuando el sacerdote sale a oficiar pregunta por el misal diciéndoles que le busquen; y entonces… oh entonces, con la mayor inocencia y fingiendo buscar el libro, pero siempre con la más grande irreverencia, las faldas a las mujeres, hasta dar con el libro, que colocan sobre el altar, donde comienza el santo oficio […]”.

Además de estos relatos el inocente “sacaba el paso” al cura, realizando los mismos movimientos que él, y no se le podía refrendar nada de lo que hacía, ya que en este día todo estaba permitido.

Tras terminar la misa del día de los Santos Inocentes, comienza la fiesta de los rebuznos; los rebuznadores van ataviados como si fueran el personaje del inocente con tijeras de esquilar, un gran peine, una herradura, púas, martillo… pero la fiesta no comienza hasta que se da el primer rebuzno que se lo lleva el cura de Balsicas en la puerta de la iglesia.

Además de este tipo de inocentadas se reproducen otras, cómo el acto de afeitar con grandes navajas, y los asistentes pagan por que sean afeitados vecinos y amigos e incluso contrarios.

Otro acto era que los inocentes iban provisto de escobas que servían, para dar miedo por el ruido que producían al golpear el suelo, y para pedir limosna como ocurre en la población de Fuente Librilla.

 

1451311145-matanza-de-los-inocentes-pedro-p-rubens

Foto: Matanza de los Inocentes de Rubens

 

FUENTES:

www.guiaespana.net

www.regmurcia.com

wikipedia.org

Bonitas imágenes de Otoño, Navidad y dias de lluvia en Caravaca

El caravaqueño Enrique Gutierrez “Guti”, nos ha enviado un regalo. Una selección de fotografías obtenidas por él en estos últimos días. Un deleite para los sentidos y una muestra de la belleza de nuestra Ciudad en esta época del año.

2016-17-12-13-19-36

2016-01-12-10-51-582016-04-12-18-33-132016-16-12-23-59-512016-23-11-12-33-482016-29-11-12-45-162016-29-11-15-47-56

Fiesta de los Santos Inocentes de Caravaca de la Cruz 26 de diciembre

FIESTA DE LOS SANTOS INOCENTES

EN  CARAVACA DE LA CRUZ

Antigua y tradicional fiesta, recientemente recuperada, donde se inviste por las autoridades oficiales a un Alcalde de Inocentes que ese día ostenta la autoridad y que, asistido de un cortejo de alguaciles y monaguillos, impone multas por cualquier motivo cómico a los transeuntes. El que no paga se las ve con los demonios que, provistos de instrumentos estridentes (cencerros, carracas y bocinas), no paran de darle la matraca hasta que paga.

La recaudación se destina a una obra de caridad previamente anunciada, La fiesta se ameniza por dulzainas y tambores.

Organizada por la Hermandad de Ánimas de Caravaca de la Cruz y la Asociación de Amigos de los Gigantes de Caravaca.

inocentes-actualizado

ANTECEDENTES DE LA FIESTA

El precedente documentado más antiguo que tenemos en Caravaca de fiestas de esta naturaleza era la Fiesta del Rey Pájaro que se celebraba ya en el siglo XV.

Esta fiesta de inversión social fue muy perseguida por la Orden de Santiago. Ya en 1480 se prohibía su celebración por los visitadores del la Orden Cana D. Fernando de Pineda y D. Juan Martínez.:

“…Visytando las villas de la encomienda de Caravaca avemos hallado que a caua de las alegrias e solenidad que se suele hazer en la fiesta de la Natividad de nuestro redentor e salvador Ihesuchristo en el rey paxaro e conde e correr de pendones e an syguido muertes de ombres e discordias grandes de que Dios nuestro señor es deseruido e el diablo nuestro adversario se sirue. E nos por evitar los tales escandalos e discordias de lo qual el maestre nuestro señor ansymismo es deseruido estrechamente defendemos e mandamos al conçejo, alcaldes e regidores que agora son e seran de aqui adelante en la dicha villa que non consientan de aqui adelante con el rey paxaro que se faga conde nin menos por ninguna manera consyentan se corran pendones por que de alli se cavsen las discordias, lo qual mandamos que hagan en pena de diez mill marauedis para la camara del maestre nuestro señor…”.

La fiesta del Rey Pájaro tenía lugar el 27 de diciembre (día de San Juan Evangelista, cuyo símbolo es el águila “pajaro”) y consistía, no sabemos más detalles, en que uno, constituido en desenfrenado Conde bufo, hacía suantojo. Lo celebraba con un séquito, jolgorio y burlas varias, pero también a menudo con hurtos, insultos, imposiciones,… lo que llevó a su prohibición.

Se acompañaban de un alarde de pendones que eran volteados por las calles.

Lo que conocíamos de la fiesta que reemplazó a aquella -la antigua fiesta de los Santos Inocentes- aunque no era todo, sí era suficiente para su restauración dada la similitud ritual que asiste a estos festejos. La parte estética y puesta en escena de la fiesta sí la conocíamos por referencias directas de Francisco Sequero (n.1895 +1982), Felipa Teruel (n.1916 +1991), Fernando Torrecilla (n.1927) nieto del último alcalde de inocentes del que tenemos referencia y de Carmen Sánchez-Ocaña Caparrós (n.1903.

bando-de-inocentesprograma-inocentes

 

Sabíamos que la fiesta estuvo saliendo hasta la primera mitad de los años treinta. El último alcalde de Inocentes fue Fernando Torrecilla (“El Rizao”). Salían el 28 de diciembre. Eran tres los personajes principales: El Alcalde de Inocentes y los dos inocentes o alguaciles que vestían con capa y “a la antigua”. Sabemos que el alcalde portaba vara y los inocentes alcancías y campanilla. Sabemos que ponían multas por cualquier cosa.

Conocíamos que salían los demonios (no sabemos el número) vestidos con ropas viejas y la cara tiznada y que, provistos de cencerros, carracas, botes y otros elementos estridentes, daban la “matraca” al que se resistía a pagar la simbólica multa, hasta desesperarle. Estos demonios llevaban también colgadas unas bolsas llenas de sirle seco o ceniza que esparcían sobre la cabeza de los que persistían en su negativa a pagar el óbolo después de la cencerrada. Esta fiesta, alcanzaba a veces excesos conflictivos

El ‘Alcalde’ además leía su particular Bando y Pregón en verso, en el que “ponía a caldo” a todos los poderes de la localidad.

También sabíamos que alrededor de estos personajes principales de la fiesta oficial, pululaban otros, caracterizados esperpénticamente caricaturizando a personas notables de la localidad, al objeto de ridiculizarlas. Estos caricatos se colocaban junto al imitado en cuanto salía a la calle, reproduciendo todo cuanto hacía aquel, yendo con él por todas partes y haciéndole el paso. Al extremo de que el parodiado optaba muchas veces por recogerse en su domicilio ese día.

animeros20-1

Con estas referencias y precedentes se montó la fiesta de los Santos Inocentes en 2006, resultando todo un éxito.

PERSONAJES DE LA FIESTA

* Alcalde

* Alguaciles

* Monaguillos

* Pregonero

* Mochilero

* Gran Lucifer

* Demonios

* El Inocente

* Músicos (dulzainas y tambores)

Os dejamos la entrada del blog donde viene toda esta información y mucha más sobre esta recuperada tradición, además de abundantes imágenes muy simpáticas y divertidas.

http://asociacionsierradesegura.blogspot.com.es/2009/04/fiestas-de-animas.html

 

Fuente: http://asociacionsierradesegura.blogspot.com.es

El Belén Municipal, expuesto en la iglesia de San José hasta el 6 de enero

Réplicas de monumentos caravaqueños, realizadas por el caravaqueño Andrés Zarco, se integran este año en el montaje.

belen-1

 Hasta el 6 de enero, el Belén Municipal permanece expuesto en la iglesia de San José del antiguo convento de las madres carmelitas, donde también se puede admirar una serie de réplicas de los monumentos más representativos de Caravaca de la Cruz, realizados en madera por el artesano caravaqueño Andrés Zarco.

La Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz anima a todos los caravaqueños y visitantes a que se desplacen a conocer el Belén Municipal y la muestra de miniaturas, actividad con la que se inicia la programación especial de Navidad.

El Belén del Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz está formado por más de 200 figuras, con movimiento, policromadas y de estilo hebreo, realizadas por el reconocido artesano murciano Jesús Griñán. Cuenta además con numerosas construcciones, que permiten narrar las principales escenas de la Natividad, realizadas a mano por la artista Isabel Tornero.

belen2

El Belén municipal de Caravaca, cuyo montaje corre a cargo de un equipo trabajadores municipales, dirigidos por Hermino Montiel Ríos, es uno de los más destacados de la Región de Murcia, resultando galardonado en varias ocasiones en el Concurso Regional de Belenes. La principal novedad de este año es la integración en el montaje de miniaturas en madera que reproducen los monumentos caravaqueños más emblemáticos, como el Templete, la parroquia de ‘El Salvador’ o el Castillo.

La iglesia de San José está abierta al público de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas. Los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 5 de enero por la tarde, permanecerá cerrada.

belen3

Fuente: Ayto de Caravaca