Caravaca de la Cruz, en Estados Unidos: camareros caballistas y mantos decorativos

Los camareros de Caravaca Market/ Imágenes cedidas por José Francisco García.
Los camareros de Caravaca Market/ Imágenes cedidas por José Francisco García.

Vino a Caravaca por primera vez en 2014 y se quedó enamorado de la ciudad, y especialmente de las fiestas de mayo hasta el punto de que hace aproximadamente un mes ha abierto un restaurante gastronómico- Caravaca Market– en Atlanta, capital del Estado de Georgia en Estados Unidos.

En el local del puertorriqueño Harry Pagancos, los camareros sirven vestidos con el traje de caballista de la Ciudad Santa, además el restaurante tiene expuesto un manto de la Peña Minipúa, que está compuesto por un pecho pretal, unas crineras, unas culatas, las mantas y el brión, y hay fotografías del festejo de los caballos del municipio murciano.

El manto de la Peña Minipúa en el local de Harry Pagancos/ Imágenes cedidas por José Francisco García.
El manto de la Peña Minipúa en el local de Harry Pagancos/ Imágenes cedidas por José Francisco García.

La historia de este cocinero con Caravaca comenzó en el Mundial de Fútbol de Brasil en el año 2014 cuando le regalaron una Cruz de la ciudad. A partir de ese momento sintió curiosidad por conocer Caravaca y ese mismo año cruzó el Atlántico para visitar la Basílica de la Santísima Vera Cruz donde se halla la reliquia. Al llegar a la urbe, conoció a varios componentes de la Peña Minipúa con quienes entabló pronto una amistad.

Asimismo, en el año 2015 vive por primera vez las fiestas de mayo y se quedó tan entusiasmado que volvió a participar en ellas en los años 2016 y 2017. De hecho, desde su entorno cercano en Caravaca nos aseguran que Harry Pagancos piensa volver a la ciudad para los festejos de este año 2018.

El restaurante-supermercado Caravaca Market en Atlanta (Estados Unidos)/ Imágenes cedidas por José Francisco García.
El restaurante-supermercado Caravaca Market en Atlanta (Estados Unidos)/ Imágenes cedidas por José Francisco García.

Gracias a su pasión por las fiestas y la tradición de Caravaca, en Estados Unidos existe un rincón caravaqueño donde se pueden apreciar los detalles, el ambiente y el espíritu de la ciudad obviando la distancia física. Caravaca Market es un restaurante-supermercado en el que se pueden degustar sándwiches,  sopa, pasta, salsas, quesos, pizza y una selección de vinos, entre otros productos gastronómicos.

Cabe resaltar que Harry Pagancos es una personalidad conocida en los medios de comunicación estadounidenses, un chef de reputación y el propietario del Grupo Caravaca. Las fiestas de los Caballos del Vino de Caravaca se celebran el día 2 de mayo y son declaradas de interés turístico internacional y son candidatas a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *