Visita de los Reyes de España a Caravaca de la Cruz

Hacía nada más y nada menos que ¡37 años!, el 6 de marzo de 1980, que SS.MM los Reyes de España no visitaban la Ciudad de Caravaca de la Cruz. Es cierto que Don Felipe VI, en calidad de Príncipe de Asturias, ya nos conocía después de haber venido en el año 2001 y en el Año Jubilar de 2003, pero no ha sido hasta hoy que lo ha hecho en calidad de Rey junto a su esposa La Reina Doña Letizia.

Completaban así  su visita a los 3 lugares santos de España: Santiago de Compostela, Santo Toribio de Liébana en Cantabria y hoy, Caravaca de la Cruz.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha acompañado a los Reyes durante la visita a la Ciudad Santa, meses después de que fueran oficialmente invitados durante una audiencia en el Palacio de la Zarzuela en la que se habló con el Monarca sobre proyectos estratégicos en la Región de Murcia, incluyendo el Año Jubilar 2017 de Caravaca de la Cruz.

 

Han sido recibidos por una población entusiasmada que hoy se ha saltado todos sus quehaceres para dar la bienvenida a SS.MM en las calles por las que la comitiva ha transcurrido y en la explanada del Castillo-Santuario de la Vera Cruz. En representación de la Ciudad les ha acogido El Alcalde, Don José Moreno y la Hermana Mayor de la Cofradía Doña Elisa María Giménez Girón.

 

 

 

 

 

 

En el Santuario, de la mano del Obispo de la Diócesis, Don José Manuel Lorca Planes han podido adorar y contemplar la reliquia de La Vera Cruz, de la que Don Felipe es Hermano Honorario, firmando ambos en el Libro de Honor de la Basílica. Más tarde se han acercado hasta la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús para clausurar la exposición “Signum”, que ha recibido miles de visitantes durante los últimos meses de este Año Jubilar 2017.

 

 

 

 

 

 

 

Un día muy especial para nuestra Ciudad Santa, que permanecerá en el recuerdo de todos los que hemos podido disfrutar durante unas horas de la simpatía y cercanía de Los Reyes de España.

 

 

 

 

 

 

La Cruz de Caravaca y la película “La Misión”

El conocimiento de la Cruz de Caravaca se extendió rápidamente fuera de nuestras fronteras gracias a los misioneros jesuitas y franciscanos que predicaron su historia en Europa y, sobre todo, en Hispanoamérica.
Hay un lugar geográfico especialmente interesante en lo referente a la evangelización de América: la zona de Misiones. Las misiones jesuíticas guaraníes o reducciones jesuíticas guaraníes fueron un conjunto de treinta pueblos misioneros fundados a partir del siglo XVII por la orden religiosa católica de la Compañía de Jesús entre los aborígenes guaraníes y pueblos afines, que tenían como fin su evangelización y que se ubicaron geográficamente -quince- en las actuales provincias de Misiones y Corrientes, en Argentina, -ocho- en el Paraguay y -las siete restantes- en las denominadas Misiones Orientales, situadas al suroeste del Brasil.

Los jesuitas tenían la costumbre de colocar una Cruz de Caravaca en las plazas de las misiones que levantaban en las tierras de los indios guaraníes. Así lo podemos ver en la famosa Misión de San Miguel (Brasil), protagonista de la película británica La Misión (1986), dirigida por Roland Joffé e interpretada por Robert De Niro, Jeremy Irons, Ray McAnally y Aidan Quinn, en los papeles principales, envuelta toda con la maravillosa música de Ennio Morricone. En esa película podemos ver el símbolo de la Vera Cruz de Caravaca presidiendo la plaza como muestra del conocimiento y difusión que tuvo dicha Cruz.
800px-Ruinas-saomiguel13

Cruz-de-CaravacaQQ

IMG_5249

la_mision