TORRE DE LOS TEMPLARIOS DE CARAVACA DE LA CRUZ

 

 

La llamada Torre de los Templarios se encuentra situada en el paraje conocido como las Fuentes del Marqués, a unos dos kilómetros del centro urbano de Caravaca; un lugar muy frecuentado por turistas y caravaqueños que aprecian las bondades de un paisaje con gran riqueza natural, abundante masa arbórea y canales de aguas cristalinas.

A la torre y a su excepcional entorno se accede por una carretera asfaltada que parte de la propia población de Caravaca. Una vez allí, el visitante dispone de amplios aparcamientos, así como diversas dependencias dedicadas a la hostelería donde completar una agradable visita. Además, la entrada al interior de la torre es hoy posible gracias al establecimiento en su interior del Centro de Interpretación de la Naturaleza de las Fuentes del Marqués.

Origen, forma y función

Los orígenes de esta construcción son algo confusos y habría que situarlos en torno a los siglos XVI y XVII, cuando es posible que se construyese la torre actual sobre otra más antigua. Al parecer, su nombre contemporáneo lo recibiría ya por remembranza decimonónica de la encomienda de la Orden del Temple, establecida en Caravaca por la corona de Castilla durante los primeros años transcurridos desde la Reconquista. La obra actual estaría relacionada con una explotación rural, a juicio de Navarro Suárez, de tipo señorial, que aprovecharía los excelentes recursos hídricos del lugar.

Se trata de una obra de planta cuadrangular, de generosas dimensiones, sobre cuya puerta se abre un característico óculo. Sus muros, levantados con sillería bien labrada, y sus grandes vanos, ya denotan el poco –o nulo– carácter bélico de la torre.

La torre de los Templarios está declarada Bien de Interés Cultural por la Disposición Adicional Segunda de la Ley 16/1985, de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español.

 

Arquitectura

El edificio se inscribe en una planta cuadrangular, y sus alzados pueden dividirse en tres cuerpos. A la izquierda de la entrada principal existe una pequeña edificación adosada que alberga el hueco de la escalera de la torre. A su exterior, en la fachada principal, se abren cuatro vanos: la puerta, coronada por un óculo, y dos ventanales que marcan los dos pisos superiores.

En su interior, destaca en la planta baja una estancia excavada en la roca, con techo abovedado, que pudo haber tenido diferentes usos (capilla, reflectorio.). Y si bien a la planta primera se accede por una escalera que parte desde la baja, la entrada a la planta superior se efectúa por el exterior, desde el cerro, aprovechando el desnivel de la roca sobre la que se construyó el conjunto del edificio.

 

 Los muros de la torre se levantaron con sólidos sillares de caliza trabada con argamasa de cal, y finalmente la cubierta se realizó a cuatro aguas usando teja árabe.

Germen de la Torre

Existen diferentes hipótesis acerca del origen de la Torre de los Templarios. Es posible que antes de la actual existiese en el lugar algún tipo de fortificación vinculada al control de las fuentes allí existentes, así como a los campos que pudo regar. La construcción de esta torre primigenia pudo haberse realizado durante la segunda mitad del siglo XIII, quizá coincidiendo con el dominio de la Orden del Temple sobre las tierras caravaqueñas en los años inmediatos a la Reconquista, y de ahí heredara su nombre. No obstante, Navarro Suárez advierte que este nombre lo pudo recibir ya durante el siglo XIX.

Usos del edificio

Fuera como fuese, parece claro que la torre actual difícilmente pudo haber tenido un carácter bélico puro, y más bien habría que vincularla a una explotación señorial asentada sobre el lugar, que aprovechara la abundancia de agua. Así pudo surgir –según el autor mencionado– hacia finales del siglo XVI o comienzos del XVII, este edificio tan característico, más tendente al uso residencial, aparente, de algún personaje de la nobleza santiaguista con raíces en Caravaca. Y algunos datos apuntan a que fue, efectivamente, lugar de morada de Don Rodrigo de Moya, alcaide de la fortaleza de Caravaca y uno de los grandes oligarcas de la zona en el siglo XVII. Sin embargo, ya en el siglo XVIII, la propiedad de la torre y su entorno era del Marqués de Uribe.

Vistas desde la Torre de los Templarios.

Fuente:http://www.regmurcia.com

LA CASA DE LOS CONDES DE SANTA ANA DE LAS TORRES, ANTES DE QUESADA, (POPULARMENTE CASA DE LA VIRGEN.)

Al final de la calle de Rafael Tejeo se alza imponente la popularmente llamada “Casa de la Virgen”, uno de los edificios más bellos y emblemáticos de la arquitectura civil caravaqueña del barroco. Debe su nombre a la hornacina que custodia la imagen de Nuestra Señora de las Angustias o de las Conquistas, copia de la patrona de Granada, que desde su camarín se asoma benefactora invitando al paseante a rezar una salve concediéndole por ello 80 días de indulgencia.

 

 

La casa, perteneciente al linaje de los Condes de Santa Ana de las Torres, tiene una larga historia y ha ido modificando su fisonomía desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XVIII cuando Don Andrés de Quesada Fernández de Córdoba y su esposa Doña Antonia de Robles Miñarro y Tomás de Abellán reformaron en partes muy esenciales la fábrica anterior quedando con el aspecto que hoy podemos contemplar y que afortunadamente apenas ha sufrido variaciones.

 

 

Su fábrica tiene algunas peculiaridades que la diferencian de otras casas de su época no sólo en el conjunto de la región sino dentro de la misma ciudad, algunas deliberadamente buscadas y otras impuestas por la ampliación antedicha; así, frente a la casa típica caravaqueña (donde normalmente el porche murciano se sustituye por zaguán que se abre directamente o a través de una puerta a la escalera imperial) aquí encontramos, un patio rectangular que permite el acceso a las diversas estancias por medio de un sistema doble de escaleras mutuamente enfrentadas: la principal y la llamada escalera del surtidor (bajo cuyo hueco se encuentra la acequia que abastece las necesidades de la casa y riega los huertos) lo que permite por una parte la libre circulación sin encuentros entre la familia y los empleados y, por otra, la comunicación directa del servicio a las habitaciones principales situadas en el primer piso y la subida de esquimos a las falsas donde se guardaba el grano, evitando polvo y suciedades en las habitaciones destinadas a vivienda.

La fachada a base de ladrillo es una de las pocas que conserva el verdugado y tiene magnifica rejería rococó. En cuanto al nicho o camarín de la Virgen es, tanto por dentro como por fuera, una de las piezas de factura más delicada de la región. Sus cristales se tasaron en 116 reales y en 200 los faroles grandes que daban luz a la imagen; amén de otros diez que distribuidos por la fachada ardían continuamente. La imagen propiamente dicha se tasó en 640 reales y es copia de la patrona de Granada. Desconocemos su autor aunque sabemos que el constructor de la casa tenía cuenta con el escultor Francisco Fernández Caro, no sabemos si para la ejecución de ésta imagen o de alguna para la capilla de la casa-cortijo de Las Peñicas.

 

En lo alto del hueco de la escalera están representadas las armas del linaje. En esta época ya no era frecuente la colocación de escudos en la fachada pero era una constante su colocación en el interior -como podemos ver en otras casas de Caravaca- ya fuesen de escayola policromada (como en la contigua de los San Mamés, casa de los Melgares de Segura, casa de doña María Girón, etc. ), en reposteros (casa de los condes de Reparaz) o, como en este caso, en pintura mural que afortunadamente se ha conservado y queda como la única muestra de tantos otros escudos caravaqueños que han desaparecido bajo la pintura en sucesivas restauraciones(2).

Para entender el porqué del establecimiento de los Quesada en Caravaca hay que explicar que en esta familia recae, por ausencia de descendencia masculina, el mayorazgo de los Moya, antiguos hidalgos de Beas de Segura que se establecieron en Caravaca como alcaides del Castillo y Fortaleza, nombrados por los marqueses de los Vélez, casa a la cual estaban estrechamente vinculados. Dicho cargo fue desempeñado ininterrumpidamente por caballeros de este apellido de forma cuasi hereditaria durante más de 200 años.

Los alcaides eran nombrados por el Rey a través del Comendador. Entre otras prerrogativas y obligaciones adscritas estaban la defensa y custodia del Castillo y de la Santísima Cruz con su relicario, haciéndose cargo de que estuviera en buena guarda con toda la reverencia y veneración posibles, no permitiendo que saliese la reliquia de su lugar más que en casos muy forzosos o en los casos estipulados de las fiestas y procesiones, obligándose a no innovar cosa alguna, así como a la guarda y tenencia de una de las tres llaves del sagrario.

Fuente: De la Peña Velasco, Concepción. “El Retablo Barroco en la Antigua Diócesis de Cartagena”. Universidad de Murcia, 1992. Pag. 295.

“El Templete” una pieza clave para la historia de la Vera Cruz de Caravaca

El Templete está entre los monumentos más emblemáticos de Caravaca de la Cruz debido a sus características y al alto nivel simbólico para los actos religiosos relacionados con la Stma. Cruz de Caravaca. Se trata de un edificio del siglo XVIII de estilo barroco y de planta hexagonal inscrita en una circunferencia. Su construcción se inició en 1762, sobre el solar de la capilla anterior, y concluyó en 1801. Es obra del arquitecto murciano José López.

En su estructura se distinguen en su construcción cuatro cuerpos: el podium, en el que se apoya el edificio y del que sobresalen los pilares, el cuerpo principal que cierra el espacio y configura el monumento, la cúpula sobre tambor cubierta de teja árabe, y, por último, la linterna dotada de seis vanos.

templete

En él se recogen las aguas de las Fuentes del Marqués dando lugar a un importante ritual religioso el 3 de mayo de cada año. El rito procede del año 1384 cuando se pidió agua bendita para sofocar la plaga de langosta que solaba los campos de Lorca, Totana y Murcia. A lo largo de los años lo convertiría como un acto y tradición de gran contendio simbólico: el defile de todas las kábilas y grupos festeros, la llegada de la Cruz al bañadero y el rito de baño representan el acto central de las fiestas.

blog tempplete

 

Se encuentra en un lugar muy representativo de la ciudad como es la Glorieta, ubicado en la C/Corredera y siendo una de las calles más importantes del conjunto artístico. Se encuentra junto a la Plaza San Juan donde  alberga en su parte central el monumento a San Juan de la Cruz. No podría éste estar ubicado en otro lugar, sino aquí, a escasos metros de la Iglesia – Convento de los Padres Carmelitas, fundada por el Santo, y de la casa en la que éste vivió durante sus estancias en la ciudad.

 

 

glorieta

 

 

san juan

 

 

 

En este video se puede ver el baño de la cruz y la bendición de las aguas en el Templete, uno de los importantes rituales relacionados con la Stma. Cruz en este monumento.

 

Fuentes:

“Ciudad Monumental conjunto artístico”Pedro Ballester Lorca. Edición: Ayuntamiento de Caravaca de la cruz

Páginas web consultadas: www.regmurcia.com

 

 

PALACIO DE LA ENCOMIENDA

blog

Es indudable que Caravaca de la Cruz cuenta con un gran patrimonio cultural, y el Palacio de la Encomienda forma parte de esta riqueza artística e histórica. Este edificio de la Encomienda de Santiago fue construido en 1802. La obra es de estilo barroco murciano y se divide en dos plantas con un ático de seis ósculos mixtiformes. Esta nueva construcción sustituyó a las viejas casas de la Tercia ubicadas dentro de la parte vieja de la ciudad. Está situado en la calle Rafael Tejeo, y fue el lugar destinado para almacenar el grano, el vino y otros víveres procedentes de la actividad agrícola de la zona. Se guardaban los equinos y se cobraba el impuesto de la Tercia.

Fue Alfonso XI el que concedió la Orden de Santiago a su infante Don Fadrique,y le encomendó la administración de las villas castillos de Caravaca, Cehegín y Bullas.

En 1450 la Encomienda deja de pertenecer a la Orden de Santiago para convertirse en señorío laico de Alfonso Fajardo El bravo. En 1461 la Orden recupera la encomienda y es cuando empieza a producir los cambios significativos con respecto a la Vera Cruz.

Y es que hasta 1525, el vicario Diego Chacón y su hermano, el Adelantado del reino de Murcia y Comendador de Caravaca, Juan Chacón, debieron suponer fuertes intervenciones en la Capilla, firmando su obra. Es el comienzo de una relación que deja de ser con la Orden para pasar a ser familiar. En el siglo XX el edificio sufrió numerosas modificaciones, con la división del mismo en tres viviendas. Se introdujeron otros materiales, como las fábricas de ladrillo y el hormigón moderno.

Actualmente, su fachada conserva el alzado completo, sin embargo, el gran patio con balaustrada de su interior, lamentablemente, se ha perdido. Sí se mantiene el zaguán, una pequeña parte del corredor principal y las bodegas. Se conservan 91 tinajas de las 120 que llegó a albergar una de las Encomiendas más ricas de la Corona de Castilla. El edificio contaba con establos y muchas de las dependencias estaban destinadas al almacén y gestión de los recursos.

foto para blog 8 de junio

Este breve resumen es sólo una pequeña muestra del valor histórico y monumental que alberga este edificio. Cada rincón tiene una historia que contarnos, lo fascinante es que nosotros sepamos encontrarla.

La Esquina de la muerte

 

La sirena de piedra de la iglesia del Salvador ha sido testigo de numerosos crímenes en la historia de Caravaca.
                  
               Esta estatua la puedes ver en la esquina de la iglesia del Salvador y representa una arpía o una sirena tal y como la entendían los griegos.

sirena

               Los primeros escritos sobre esta son de 1725. Aquí se produjo un suceso que forma parte de la historia negra de Caravaca. Al parecer, al anochecer del día de navidad unos jóvenes, tras festejar y, seguramente con un poco de anís de más, armaron mucho alboroto en este lugar. Un hombre al escuchar todo este ruido les reprochó el escándalo que estaban armando. Se llamaba Saturio.
              Los mozos se envalentonaron y  llegaron a las manos con Saturio y los vecinos que se quejaban. En medio de la trifulca apareció una hoja afilada que acabó acuchillando a Saturio. Ante el alboroto las autoridades no supieron bien quién fue el responsable y detuvieron a numerosas personas, pero resultó que el asesino logró burlar a la justicia y escapó. Al tiempo se supo que el autor fue Alonso Sánchez, uno de los jóvenes que empezaron la pelea. dfastfadsgfadsllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllmmmmmmmmmmmmmmmmm   m          Otro suceso que se relaciona con la Esquina es uno de la época de Fernando VII. En ese tiempo  llegó a Caravaca un hombre muy partidario del absolutismo y alquiló una casa localizada en lo que hoy es la calle de las monjas. Por allí pasaron un grupo de personas partidarias de todo lo contrario, cantando y repitiendo consignas contra su gobierno.y Al escuchar esto; Miguel, que así se llamaba el hombre, salió enfurecido y se enzarzó en una pelea con este grupo. Este corrillo respondió a la agresión y alguien disparó a Miguel. Desangrándose murió en la esquina dejando un baño de sangre. Podríamos decir que la Esquina de la Muerte ha inspirado muchos relatos e historias sobre crímenes. De ahí el carácter tétrico de su nombre y las leyendas que se han ido entretejiendo entorno a este lugar. Desde Turismo agradecemos la aportación de Francisco Fernández García a este breve resumen.   Si quieren saber más recomendamos su artículo 25 De diciembre de 1750: Asesinato en el día de Navidad.

Museo Arqueológico “La Soledad”

                       El Museo Arqueológico está situado en la cuesta del Castillo, en pleno centro histórico y dentro de un edificio de gran valor patrimonial, como es la antigua iglesia de Ntra. Sra. de la Soledad, primera parroquia fundada en Caravaca de la Cruz. Esta iglesia es del siglo XVI, y posteriormente fue remodelada, dándole el actual aspecto de templo fortificado. Se caracteriza por sus sobrias líneas renacentistas.100_0628

                    Este museo, recoge piezas de gran valor arqueológico, fruto de los numerosos hallazgos realizados en las excavaciones efectuadas en diversos yacimientos arqueológicos, sobre todo en las llevadas a cabo en el complejo íbero-romano de La Encarnación. En este museo podemos encontrar cerámicas, armas, monedas, elementos arquitectónicos, etc…

                ©museo soledad_MG_3138-El horario actual de este museo es de martes a sábados de 10:00 a 14:00 h. y 16:00 a 19:00 h. y los domingos de 10:00 a 14:00h.

           Para Información y reservas 968705620 / 968702424 o en info@caravaca.org.

              Si queréis conocer de cerca el patrimonio arqueológico de Caravaca de la Cruz y sus pedanías, no olvidéis visitar este particular museo. ¡¡Os encantará!!

¿Sabías qué….?

Caravaca de la Cruz es una de las cinco ciudades santas que hay en todo el mundo junto con Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana (Potes).

En febrero de 1998 Caravaca fue privilegiada con la concesión de un Año Jubilar “in perpetuum” en torno a su Patrona, la Stma. y Vera Cruz, en un documento expedido por el Sumo Pontífice Juan Pablo II, a través de la Penitenciaria Apostólica de la Santa Sede. La concesión de un “Año Santo” a perpetuidad supone la celebración de un Año Jubilar cada siete años, y la concesión de indulgencia plenaria a los peregrinos que acudan a Caravaca ese año.PTR-STMC027

En el año 1231, Caravaca es el escenario de un acontecimiento mágico de extraordinaria importancia y marcará para siempre a la ciudad y sus habitantes: la milagrosa aparición del lignum crucis. Desde el siglo XIII, la ciudad se convierte en símbolo de la Cristiandad, un lugar al que comienzan a peregrinar desde diversos puntos de la geografía.

Ya en la segunda mitad del siglo XX el Papa Juan Pablo II estableció primeramente años santos o jubilares, en principio de concesión estrictamente temporal (1981 y 1996) y, finalmente, perpetua (en 1998), a celebrar cada siete años a partir de 2003, fecha en que tuvo lugar el primero, a él asistió el entonces Cardenal Ratzinger, anterior Papa Benedicto XVI. Siendo el próximo a celebrar en el 2017.IMG_1544_HDR

Conoce Caravaca de la Cruz. Visitas Guiadas Gratuitas.

                Tras este verano caluroso y apasionante en Caravaca de la Cruz, seguimos con las visitas guiadas gratuitas.

            La visita guiada gratuita, recorrerá algunos de los lugares más representativos de la ciudad donde acompañados de un guía oficial de turismo, podréis conocer en un agradable paseo, el casco histórico y parte del legado monumental y artístico que alberga esta.TEMPLETE 1

                    Comienzan en la Basílica-Santuario de la Vera Cruz y acaban en El Templete, para que los participantes puedan conocer también el Mercado de Peregrino.

                 La participación es gratuita, previa reserva en la Oficina Municipal de Turismo (968 702424). La visita comienza a las 11:15 horas, con una duración aproximada de una hora y media.

                  PTM1929Para más información los interesados pueden visitar los portales web murciaturistica.es y turismocaravaca.org.

                 Así que, desde aquí queremos recordar y animar a todo el mundo para que aprovechéis esta ocasión y no perdáis la oportunidad de visitar y conocer Caravaca de la Cruz de forma gratuita.
La próxima visita guiada gratuita “Pasea por una Ciudad Santa” será el 20 de septiembre.

                                           ¡Te encantará!

El barrio medieval de Caravaca de la Cruz

                 Este recorrido discurre sobre el Cerro del Castillo. Es el barrio más antiguo de la ciudad y se formó a partir de los siglos XII y XIII. El barrio medieval de Caravaca tiene una estructura irregular en la que se entrecruzan calles, se abren placetas y aparecen callejones sin salida. Estaba rodeado por una muralla de la que se conservan restos en algunas calles, las cuales guardan sorpresas a cada paso.

                   Que no se os escapen multitud de detalles que llenan fachadas, puertas, esquinas, rejas, balcones, calles, farolas, monumentos, etc. y que merecen la pena ir descubriendo a nuestro paso. Es interesante también fijarnos en los nombres de algunas de las calles, ya que dicen mucho de la actividad que se desarrolló allí en épocas pasadas.

              Iniciamos el ascenso donde se encuentra la fortaleza, traspasando el símbolo umbral de la ya inexistente muralla medieval de la ciudad, por la llamada “Puerta de Santa Ana”, última que se demolió de la citada construcción defensiva en el año 1.801, según reza la lápida que e pede apreciar embutida en uno de los edificios que dejamos a la izquierda.Disco 1. 463

         El trazado de la muralla discurría sobre las actuales calles de “El Carril”, “Plaza del Progreso”, “Esquina la Muerte”, “Plaza de José Antonio”, “María Girón” hasta su confluencia con “Andenes” y “Barbacana” para unir de nuevo con el “Carril”. Iniciado el ascenso, nos encontramos con el barrio Medieval, intramuros de la ya mencionada muralla que aislaba y protegía a la población de incursiones enemiga en tiempos, ya lejanos, de moros y cristianos.
El trazado urbano es aquí empinado y sinuoso. Las viviendas ordinarias se construían de ladrillo o adobe.
Las calles eran estrechas y los nombres recuerdan la gesta caravaqueña de la Aparición de la Cruz y de sus protagonistas “Ceyt-Abuceyt”, “Chirinos”, junto a otros nombres como “Barbacana” y “Aurora” (nombre este repetido en multitud de núcleos medievales).

                      Disco 1. 431En este entorno, no encontramos con la Iglesia de la Soledad, actualmente Museo Arqueológico. Fue la primera parroquia de la ciudad, reconstruyéndose en el siglo XVI. En su interior se exponen diversos materiales arqueológicos desde el Paleolítico hasta la Edad Media.

                 Seguimos subiendo y llegamos ante el monumento a los Caballos del Vino con los corredores en la acción de “hacer la carrera” y seguimos subiendo para visitar el recinto amurallado y la Basílica-Santuario.
Desde allí, tenemos una buena panorámica de la Plaza de Toros, la Ermita de la Reja, el Cerro Gordo y la Peñarrubia.

                Si quieren rodear el recinto, tenemos una vista panorámica sobre parte de la huerta, zona industrial, Cehegín, etc. En los pinos de la ladera, las tórtolas turcas hacen sus nidos, mientras los vencejos vuelan sobre los torreones.
Llama la atención las piedras de la base de la muralla, lo que nos indica que aquí hay un cerro rocoso sobre el que se ha levantado la imponente mole del Santuario.

               ¡Os encantará!

Programación de Septiembre 2015

Ya podéis consultar todas las actividades que están previstas celebrarse durante este mes, para que sigáis disfrutando de todo lo que se ofrece.

No dejéis de consultar toda la programación, y no dejéis de visitar Caravaca de la Cruz.

MUPI SEPTIEMBRE 2015