El circo invade el Mercado del Peregrino de Caravaca este domingo

Cartel del Mercado del Peregrino de Caravaca del domingo 18 de febrero.
Cartel del Mercado del Peregrino de Caravaca del domingo 18 de febrero.

Siguiendo su cita habitual del tercer domingo de cada mes, el Mercado del Peregrino de Caravaca regresa este 18 de febrero con la temática del circo como protagonista en la calle corredera desde las 10 hasta las 14:30 de la mañana. Entre el Templete y la Plaza de San Juan de la Cruz se pondrán los puestos de artesanía, perfumes, juegos infantiles y cerámica, entre otras sorpresas.

El ‘Zircus Divinorum’ presentará un espectáculo de malabares y acrobacias para animar el ambiente. Este grupo artístico de Alicante está especializado en ofrecer actuaciones fantásticas y, de hecho, actuó en el Mercado Medieval de Caravaca que se celebró el pasado mes de diciembre.

Foto de archivo del Mercado del Peregrino de Caravaca/ Mercedes Caparrós.
Foto de archivo del Mercado del Peregrino de Caravaca/ Mercedes Caparrós.

Por otro lado, se expondrán cerámicas de barro y figuras de duendes vestidos, que son muy populares en Argentina. Además, habrá cinturones, bolsos y pulseras hechos de cuero y distintos objetos elaborados con cartón fallero, como perchas, móviles para decorar el techo y muñecos.

Asimismo, habrá demostraciones artesanales, entre las que cabe destacar la miel en panal y el queso. A lo largo de la jornada los niños podrán divertirse con los juegos infantiles y el pintacaras, aparte del espectáculo del circo.

Cabe destacar que la Concejalía de Turismo organiza, en colaboración con la asociación cultural Art Andante, este mercado el tercer domingo de cada mes para fomentar la gastronomía y la artesanía locales, además de ofrecer espectáculos musicales y artísticos.

Un día en el Mercado del Peregrino de Caravaca (foto de archivo)/ Mercedes Caparrós.
Un día en el Mercado del Peregrino de Caravaca (foto de archivo)/ Mercedes Caparrós.

‘La Región de Murcia cuenta con excelentes afloramientos rocosos y fósiles’

Cartel del documental 'Geología de la Región de Murcia'.
Cartel del documental ‘Geología de la Región de Murcia’.

El paleontólogo y profesor de la Universidad de Murcia (UMU), Gregorio Romero, presenta mañana viernes, día 2 de febrero, el documental ‘Geología de la Región de Murcia‘ junto al docente de la misma institución y geólogo, Juan Antonio López, en el Salón de Actos de la Casa de la Cultura de Caravaca a las 20 horas. El proyecto audiovisual , que ha sido financiado por la Fundación Integra y producido por la productora murciana Nexus, aborda los terremotos, las inundaciones y la desertización que sufre la Comunidad Autónoma, junto a su geoturismo, yacimientos y lugares de interés geológico, como el Barranco del Gredero de Caravaca, la Cueva del Puerto de Calasparra y La Manga del Mar Menor, entre otros.

“Murcia cuenta con un registro geológico muy amplio, con terrenos  del Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico muy bien representados en nuestro territorio. Las condiciones de exposición de afloramientos rocosos y fósiles son excelentes“, afirma Romero. Precisamente, a lo largo del documental podrá verse esta realidad a través de las infografías que ayudarán a comprender conceptos geológicos de una manera clara, sencilla y didáctica.

De hecho, añade que “es posible reconstruir con detalle la evolución sufrida desde la formación de las primeras rocas de principios del Triásico hasta los ambientes del Cuaternario”.

Por otra parte, el terremoto de Lorca del 2011 será otro asunto que tratará la proyección. Este seísmo fue provocado por la Falla de Alhama de Murcia –explica el docente-puesto que “las fallas son accidentes tectónicos de la corteza terrestre” que se encuentran en la Región.

Con respecto a la enseñanza de la geología en los institutos, Romero asegura que “es una ciencia minoritaria desgraciadamente y necesitamos mejorar nuestra cultura científica”. En este sentido, argumenta que “la Geología es una ciencia básica experimental que nos ayuda a comprender el mundo en el que vivimos”.

El documental que se proyecta mañana viernes, día 2 de febrero, tiene como objetivo difundir la cultura geológica y hacer hincapié en los procesos internos y externos que han formado el paisaje y el relieve de la Comunidad Autónoma de Murcia, a través de un lenguaje sencillo y didáctico e imágenes, que algunas de ellas han sido grabadas por drones.

Caravaca apuesta en FITUR por el Camino de San Juan de la Cruz, las yemas y sus fiestas de mayo

El alcalde de Caravaca, José Moreno, presentando el Camino de San Juan de la Cruz en FITUR/ Mercedes Caparrós.
El alcalde de Caravaca, José Moreno, presentando el Camino de San Juan de la Cruz en FITUR/ Mercedes Caparrós.

La Feria Internacional del Turismo (FITUR) acoge estos días a aquellos lugares de interés cultural, artístico, natural y religioso en el recinto de IFEMA, ubicado en Madrid. Caravaca es uno de los participantes de la 38 edición de esta exposición y “se presenta con la Comarca del Noroeste como una plataforma atractiva para la inversión en infraestructuras”, afirmó ayer el alcalde caravaqueño, José Moreno. En la presentación se proyectó un vídeo promocional que recoge los momentos más destacados del Año Jubilar 2017.

El Camino de San Juan de la Cruz ha sido una de las bazas más importantes que la Ciudad Santa mostró ayer al turismo internacional. Se trata de una vía de peregrinación de 151 kilómetros que une Beas de Segura (Jaén) con Caravaca, pasando por siete municipios de tres Comunidades Autónomas: Beas de Segura,Hornos de Segura, Santiago, Pontones, Nerpio, Moratalla y finalmente Caravaca. Este proyecto ha contado con la participación de los consistorios implicados en el camino y de los Padres Carmelitas del municipio murciano, cuyo prior es Pascual Gil, y que cuentan con un convento, fundado por el propio San Juan de la Cruz en 1586.

“Este año comenzaremos las obras de señalización y del balizamiento del Camino de San Juan de la Cruz y, de hecho, ya está presupuestado”, ha informado la concejala de Turismo de Caravaca, Gloria Gómez, quien ha contado también que “Santiago ya está señalizado”. Prueba de que este proyecto apuesta por el turismo religioso y atraerá a miles de turistas.

Caravaca se presenta en FITUR con el turismo religioso, su gastronomía y sus fiestas/ Mercedes Caparrós.
Caravaca se presenta en FITUR con el turismo religioso, su gastronomía y sus fiestas/ Mercedes Caparrós.

La importancia de esta vía reside en que el místico la recorrió para desplazarse desde Beas de Segura hasta Caravaca durante el siglo XVI. Siguiendo esta senda, José Moreno recordó que “Caravaca se presenta con el turismo religioso, porque es la única ciudad, junto a Segovia, que tiene fundaciones directas de San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús”.

Subrayó, por otro lado, que la presencia del municipio en FITUR “es muy positiva”, refiriéndose a que Caravaca es una de las cinco ciudades santas del mundo, junto a Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana.  De hecho, la urbe concluyó el pasado 7 de enero su Año Jubilar 2017, y desde que obtuvo en 1998 el título de Ciudad Santa y el Año Jubilar a perpetuidad cada 7 años  por el Papa Juan Pablo II su afluencia turística ha ido creciendo.

El director de Postres Reina, Alfonso López, el gerente de 'El Horno', José Martínez, el alcalde de Caravaca, José Moreno, y la concejala de Turismo, Gloria Gómez/ Mercedes Caparrós.
El presidente de Postres Reina, Alfonso López, el gerente de ‘El Horno’, José Martínez, el alcalde de Caravaca, José Moreno, y la concejala de Turismo, Gloria Gómez/ Mercedes Caparrós.

Otro baluarte turístico de Caravaca es la gastronomía, especialmente las yemas. Precisamente, esta mañana a partir de las 11 horas se ha mostrado en FITUR este dulce típico caravaqueño a través de una degustación en la que han participado artesanos de Postres Reina, El Horno, Todo Pan, la Floreta, Brocal y El Espejo.  La cita gastronómica ha contado con la presencia del presidente de Postres Reina, Alfonso López, y el gerente de ‘El Horno’, José Martínez.

Degustación de yemas de Caravaca en FITUR/Mercedes Caparrós.
Degustación de yemas de Caravaca en FITUR/Mercedes Caparrós.

Para concluir su paso por esta feria, la ciudad promocionará mañana sábado, día 20 de enero, sus fiestas de mayo y las Cuadrillas de Barranda. En esta presentación estarán el concejal de Festejos, Óscar Martínez, junto con los presidentes del Bando, y una representación de moros, cristianos y caballistas.

La festividad de Caravaca es conocida por sus Caballos del Vino, y sus Moros y Cristianos. Se trata de una fiesta declarada de interés turístico internacional, celebrada del 1 al 5 de mayo, y el festejo de los equinos es candidato a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Mientras que las Cuadrillas de Barranda son fiestas declaradas de interés turístico nacional por su manifestación de la música tradicional española. Se festejan el próximo viernes 26 de enero hasta el domingo 29 del mismo mes.

El stand de Caravaca se encuentra entre los pabellones 5 y 7 del Parque IFEMA de Madrid. El domingo 21 de enero concluirán las exposiciones de FITUR. Los horarios de estos días serán los siguientes: hoy viernes, 19 de enero, de 10 a 19 horas, mañana sábado, 20 de enero, de 10 a 20 horas y el domingo 21 de enero, de 10 a 18 horas.

Vida y obra de Rafael Tegeo (1798-1856)

Autorretrato (c. 1840)

El pintor caravaqueño Rafael Facundo Tegeo Díaz fue una destacada figura del panorama cultural de la primera mitad del siglo XIX, no sólo en la Región de Murcia, sino en el conjunto nacional. Con una obra que avanza desde el neoclasicismo al romanticismo, la calidad de sus trabajos le sirvió para ser nombrado director de la Academia de San Fernando y pintor honorario de cámara en la Corte de Isabel II.

Infancia y primeros pasos como artista

Rafael Tegeo nació en Caravaca de la Cruz en 1798, en la calle que hoy lleva su nombre. Hijo de una humilde familia de artesanos, su infancia no tuvo que ser nada fácil debido a las numerosas epidemias de los primeros años del siglo XIX y a los avatares de la Guerra de Independencia contra los franceses.

Dadas las tendencias que desde niño mostraba hacia la pintura, sus padres le enviaron con quince años a Murcia, a estudiar en la academia de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, bajo la protección del marqués de San Mamés y teniendo allí como mentor al escultor Santiago Baglietto.

Después, completaría su formación artística en Madrid en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde fue discípulo preferido del pintor clasicista José Aparicio, cuyo estilo fue seguido en un principio por el propio Tegeo. También se formaría con Fernando Brambilla, un pintor de vistas italiano afincado en España.

La Curación de Tobías (1824-1827)

Influencia italiana

Entre finales de 1822 y principios de 1823 marchó a Roma, sufriendo un naufragio en el Golfo de León del que pudo salvarse a costa de entregar toda su fortuna a unos marineros, llegando a la capital italiana con un frágil estado de salud y sin dinero.

La huella de este aprendizaje quedó patente en sus pinturas mitológicas y bíblicas: Magdalena en el desierto y La Curación de Tobías, de la que hablamos anteriormente en este mismo blog.

El reconocimiento de su obra

Regresó a Madrid en 1827, alcanzando un año después el grado de Académico de Mérito de la Academia de San Fernando con la presentación de la obra Lucha de Hércules y Anteo.

Lucha de Hércules y Anteo (1828)

En 1839 fue nombrado teniente director de pintura de la Academia de San Fernando. En 1841, a causa del pronunciamiento moderado en contra de Espartero, regresó a Caravaca de la Cruz y un año después sería nombrado director honorario de la Academia, pintando entonces en Cehegín el retrato de Magdalena Cuenca y Rubio.

En 1846 se le aceptó la renuncia al cargo que tenía en la Academia de San Fernando, muriendo en Madrid diez años más tarde, coincidiendo con la primera Exposición Nacional de las Artes en 1856.

Entre la mitología y el retrato

Rafael Tegeo se mostró muy interesado por temas del mundo antiguo, hasta el punto que en su producción se encuentran algunos claros ejemplos del Neoclasicismo.

Los cuadros enviados a las exposiciones de la Academia de San Fernando tratan generalmente de asuntos mitológicos. Sin embargo, en las exposiciones académicas también presentó temas religiosos y en 1839 concurrió incluso con un argumento típicamente romántico.

Pero lo que hizo que Rafael Tegeo adquiriese fama y reconocimiento fue su faceta de pintor de retratos. Pese a esta circunstancia, Rafael mostró un desigual interés por estas obras. En sus mejores obras se intuye tempranamente un cierto romanticismo.

Placa de la calle en recuerdo de Rafael Tegeo

Según algunos estudiosos de su trabajo, la frialdad de los colores empleados en sus óleos ha sido crítica frecuente en la obra de Rafael Tegeo. Sin embargo, estos mismos colores prestan elegancia y dan clima a estos retratos. En la pintura narrativa este colorido es el convencional, de tintes un tanto arbitrarios y locales.

La abundante serie de retratos que realizó Tegeo forma una galería de personajes que van desde los propios reyes, Isabel II (1853) y Francisco de Asís (1846), que le nombraron pintor honorario de cámara; a la aristocracia de la Corte, Duques de San Fernando (1832); figuras políticas; y la burguesía adinerada, El arquitecto Ayogui (1838).

Representa a los personajes de sus cuadros en actitudes dignas, con expresión contenida y mirada frontal, con carácter melancólico y profundidad psicológica, acentuado todo ello por fondos diluidos y el tratamiento de la indumentaria. Algunas de sus mejores creaciones serían Retrato de caballero y Dª Magdalena de Cuenca y Rubio.

 

 

 

 

FUENTES

CHACÓN JIMÉNEZ, F. (dir.), Historia de la Región Murcia, Ed. Mediterráneo, Murcia, vol. VIII, 1980, p. 385

museodelprado.es

regmurcia.com

Caravaca recibe la Navidad con un concierto en el Teatro Thuillier

Cartel del Concierto de Navidad en Caravaca.
Cartel del Concierto de Navidad en Caravaca.

Clarinetes, flautas, saxofones, trombones, trompetas, fliscornos, platillo, bombo,  caja y timbales son algunos de los instrumentos de las familias de viento-madera, viento-metal y percusión que anunciarán la Navidad en un concierto a cargo de la Agrupación  Musical ‘Caravaca de la Cruz’. El próximo sábado, día 16 de diciembre, esta banda de música, formada por 70 músicos, ofrece el tradicional Concierto de Navidad en el Teatro Thuillier a las 19:30 horas.

La Agrupación Musical 'Caravacaca de la Cruz' actuando en la puerta de la Basílica.
La Agrupación Musical ‘Caravacaca de la Cruz’ actuando en la puerta de la Basílica.

Durante la actuación la formación musical interpretará piezas de temática muy variada, como la obertura Rienzi, del compositor Richard Wagner; Expedition, de Óscar Navarro; la zarzuela Gigantes y cabezudos, compuesta por Fernández Caballero ; Concierto para Clarinete, de Artie Shaw, además de canciones navideñas.

Con este concierto y la inauguración del Belén Municipal, prevista para el viernes 15 de diciembre en la Iglesia de San José, Caravaca inicia sus fiestas navideñas, que estarán repletas de actividades, como el Mercado del Peregrino ,dedicado a la Navidad. Además, en la programación figuran la Ruta de los Villancicos, la visita de Papá Noel  a la Ciudad Santa, el Concierto de Bandas de la Escuela y  el Conservatorio de Música, el Espectáculo Infantil de Navidad Express, los Conciertos de Navidad de Coro Arsis , la Caperucita Roja o la Vaca Pop, entre otros eventos.

La Agrupación Musical ‘Caravaca de la Cruz’ se fundó en 1857 y a lo largo de su trayectoria artística ha actuado en diferentes escenarios regionales, nacionales e internacionales, como en el Teatro Romea y el Auditorio Víctor Villegas de Murcia, en Benidorm, Madrid y también en la ciudad alemana de Oberhausen.

En cuanto a los directores con los que ha contado la banda, hay que destacar a Alfonso García, Raimundo Rodríguez, Jesús Fernández López, Antonio Martínez Nevado, Antonio Candel, el compositor de música festera Ignacio Sánchez Navarro, Francisco García Alcázar y Víctor Manuel Rodrigo García.

La entrada al concierto en el Teatro Thuillier es gratuita hasta completar aforo.

¿Vida más allá de la muerte? El Día de Todos los Santos

Recordar a nuestros difuntos, ofrecerles flores e incluso pedir protección. El día 1 de noviembre se celebra el Día de Todos los Santos en aquellos  países de raíces cristianas. Es una fecha en la que la mayoría de la gente en España acude a los cementerios con ofrendas florales y adorna las tumbas de sus fallecidos.

La persecución contra los cristianos que realizó el emperador romano Diocleciano provocó que la Iglesia Católica estableciese un día dedicado a todos los mártires que habían sido asesinados, perseguidos y privados de sus derechos civiles. Los primeros cristianos dibujaban un pez, que simbolizaba la figura de Cristo crucificado, para identificarse entre ellos en los tiempos de represión.

Con el Edicto de Milán (313), el emperador Constantino legalizó el Cristianismo. La celebración del Día de Todos los Santos varió con el tiempo hasta que el Papa Gregorio III lo fijó definitivamente el día 1 de noviembre en el año 741. Esta festividad eliminó el Año Nuevo Celta que se festejaba en la noche del 31 de octubre. Según la tradición celta, este día marcaba el inicio del invierno y pedían a sus difuntos que los protegieran.

Anteriormente a este festejo, los romanos celebraban en estas fechas las fiestas en honor a la diosa Pomona, divinidad de los árboles, las frutas y la agricultura. Se mostraba únicamente interesada en el mundo natural e ignoraba a sus pretendientes hasta que el dios Vertumno la sedujo. En cuanto a la tradición griega, los antiguos helenos enterraban a sus muertos con una moneda en la boca para que le pagasen al barquero Caronte el viaje al Hades. En caso de que no les pusieran la moneda, los muertos se quedarían para siempre en la orilla del río Estigia.

En lo referente a la tradición de Todos los Santos en Caravaca, la mayoría de la gente suele limpiar y adornar las lápidas de sus seres queridos con  claveles, crisantemos y dalias. De esta manera, veneran a sus difuntos, los recuerdan y piden protección al visitar las tumbas en el Cementerio Municipal de la Ciudad Santa donde tiene lugar una misa en recuerdo de sus almas.

Por último, el hecho de enterrar, adorar y visitar a las personas que ya han fallecido puede revelar la creencia de que existe vida más allá de la muerte, un sentimiento común con las culturas greco-romana y celta.

Fuentes:

www.catholiceducation.org

 

cincodias.elpais.com

 

 

ecodiario.eleconomista.es

 

sobreitalia.com

 

www.regmurcia.com

 

www.abc.es

 

infocatolica.com

La Salerito, de las mieles del éxito al olvido

Antonia Martínez Burruezo, más conocida como La Salerito, fue una cantante caravaqueña  que saboreó las mieles del éxito a principios del siglo XX. Nació en Caravaca  el 23 de julio de 1881. Decidió trasladarse a Madrid persiguiendo el sueño de convertirse en una estrella y lo logró.

Precisamente en la capital española consiguió un contrato para actuar en el Petit Palais en la compañía Rafael Arcos, y comenzó a cultivar el cuplé y el flamenco. Más tarde, su carrera artística la llevaría a triunfar en  Andalucía, pasando por Sevilla,  por el Teatro Mora de Huelva y por el Salón Venus de Gibraltar. Asimismo, grabó una serie de canciones para Columbia, como Canción Canaria, Garrotín y las Cartageneras y Murcianas.

 

La artista caravaqueña no se limitó solo a la Península Ibérica, sino que viajó a América Latina donde recibió el cariño y el fervor del público. En 1911 actuó en La Habana en los teatros Variedades y Actualidades. Además, actuó en México, Venezuela y Brasil, entre otras naciones de Hispanoamérica. Siguiendo con su paso por el extranjero, hay que subrayar sus actuaciones en Portugal, especialmente en el Salón Trinidad de Lisboa.

Tras cosechar éxitos y buenas críticas en el continente americano, regresó a su pueblo natal para realizar el 15 de agosto de 1911 una actuación en el Teatro Thuiller a beneficio de la Santísima Vera Cruz. Su trayectoria artística recorrió el territorio nacional: en el Salón Novedades en Valencia, en el Teatro Principal de Castellón y en el Teatro Gayarre de Barcelona, entre otros.

Por otro lado, la Salerito estrenó su faceta de empresaria abriendo un café teatro en Melilla en la década de los años veinte. Sin embargo, aquella aventura acabó en un rotundo fracaso cuando su negocio se incendió por un accidente. A esto hay que añadir que la Salerito fue acusada de robarle un collar a una artista con la que compartía cartel en un teatro de Oran. Finalmente, esta acusación se debía a una venganza personal y la artista fue puesta en libertad.

Con el paso de los años, el esplendor de la Salerito se quedó en el olvido, y del furor del éxito descendió a los infiernos.  El 30 de agosto de 1959, el periódico ABC informaba que la caravaqueña falleció a los 78 años de edad en la pobreza. El mismo diario decía que Sara Montiel estaba organizando una función en beneficio de la artista murciana.

Fuentes:

www.regmurcia.com/

latribunadelnoroeste.wordpress.com/

hemeroteca.abc.es/

Teatro Thuillier ¿Cómo se creó? / Theatre Thuillier How was it created?

Introducción al blog

El teatro thuillier es un lugar singular y significativo para Caravaca de la Cruz, sin embargo es probable que no sepamos con certeza sus origenes y su trayectoría. En este blog podremos encontrar los antecedentes históricos. Está disponible en español y en inglés.

Introduction to the Blog

The Theatre Thuillier is a singular and significant place for Caravaca, however it is probable that we do not know for sure their origins. In this blog we can find the historical antecedents. It is available in English and Spanish.

Teatro decimonónico en Caravaca de la Cruz

El gusto por el teatro de los caravaqueños es proverbial y viene desde la antigüedad, prueba de ello es que al menos desde 1581, está documentado, que el Corpus se celebraba con representaciones teatrales religiosas; teatro de calle que se mantendría durante todo el siglo XVII.  Algo más tarde, en torno a 1656, sabemos de la existencia de una ermita dedicada a N.S. del Buen Suceso y ligado a ella, un patio de comedias cuya recaudación le quedaba destinada.

Además del Patio de Comedias del Buen Suceso, a partir del siglo XVIII se representaban piezas en la Plaza Mayor, siempre con motivo de algún suceso importante vinculado a la población.  En Caravaca actuaron cómicos de Murcia y compañías de farsantes o comedias, en 1769, 1797 y 1771. Pero hasta  mediados del siglo XIX no se construye un teatro moderno acorde con la importancia de Caravaca. Se encomendaron sus obras a Alejandro López y los decorados pictóricos al sardo Enrique D’Almont que además asumió su dirección. El edificio se dio oficialmente por terminado el 3 de mayo de 1847 inaugurándose con una obra de teatro esa misma noche.  La inversión superó los 60.000 reales. Un cuarto de siglo después hubo que reparar el desgastado mobiliario y se repuso la decoración. Fue el momento en el que el Ayuntamiento decidió ceder el local de manera gratuita a las compañías de aficionados.

El Diario de Murcia no precisa qué compañía era la que actuaba en Caravaca allá por 1881 con motivo de las fiestas de la Cruz.  Sabemos que en octubre actuaba en la localidad la compañía dirigida por Ricardo Simo, que procedía de Águilas. Pero al año siguiente fue una compañía de zarzuela que estaba actuando en Cartagena con gran éxito la que visitó la población. Era su principal protagonista el tenor cómico murciano Pablo López. En el verano de 1889 el teatro local vio en su escena la zarzuela “Clotilde” del autor Abelardo Rodríguez y música del pianista Nogueras que, a decir del comentarista de prensa, “estuvo animada y graciosa”.

Dos acontecimientos teatrales tuvieron lugar en 1892. En marzo se representaba en Los Royos el clásico de Zorrilla “Don Juan Tenorio”, curiosamente fuera de temporada y meses después pasaba por Caravaca la compañía infantil de zarzuela del colegio cartagenero Progreso y Porvenir de la Infancia, que actuaba bajo la dirección de Vicente Fuster.

En muchas localidades había algún grupo de teatro compuesto por aficionados; también en Caravaca y en 1893 pusieron en escena dos obras en la noche del día del Corpus: “La cruz del matrimonio” y “El loco de la buhardilla”. Algunos de sus componentes eran: “Encarnación Calzada, señora Torrecilla, señores López Melgares, Pérez Miravete, etc”. La función se clausuró con la actuación de un sexteto dirigido por Alfonso García de Murcia.

Las ordenanzas municipales dedicaron varios artículos al comportamiento cívico de los ciudadanos en el teatro, en 1895. El objetivo era lograr que un sector de público demasiado vehemente guardara la compostura precisa durante las representaciones. En cuanto a las actuaciones, aquel mismo año volvió una compañía de zarzuela ya conocida en Caravaca que, bajo la dirección de Pablo López, andaba de gira por Cartagena, Almería y Albacete, todo un auténtico lujo.

thuillier antiguo

Escenario del Teatro Thuillier 1906

La Compañía Gorgé y Grajales ponía en escena con motivo de los festejos de la feria de septiembre en 1898, dos zarzuelas. El año había comenzado con una función a beneficio de la asociación procesionista de los blancos a cargo de una compañía local de aficionados dirigida por Vicente de la Torre. La siguiente referencia hallada es de tres años después, es decir, de 1901 y el momento, las fiestas de la Cruz, pero el precio excesivo de las entradas provocó, al parecer, un fracaso de público; otro tanto le sucedió a la compañía de zarzuela que en octubre visitó la localidad. Pero en 1902 fue una compañía cómica la que pisó escenario en Caravaca con Espantaleón al frente. También se representaron obras de teatro en el Salón Novedades, desde 1909 y en el Salón Teatro del Casino, en 1911.

La compañía de Emilio Thuillier

La compañía dramática del malagueño Emilio Thuillier Marin visitó Caravaca en 1903 y alcanzó tal éxito que se decidió poner su nombre al teatro.  Por cierto, el cuarto teatro data de 1926 y se trata del Gran Teatro Cinema que, como su nombre indica, nació más orientado al séptimo arte que a las representaciones escénicas.  A pesar de ello, para todo se empleaba y prueba de ello es que la Compañía de zarzuela Galván-Andreu, de reconocido prestigio en la Región, visitó Caravaca en octubre de 1905 y cosechó en ella un nuevo éxito.  En la feria de 1910 pasarían por el teatro una docena de obras diferentes, destacando las de los hermanos Álvarez Quintero. En 1914 triunfó en el Teatro Thuillier  la Compañía de zarzuela dirigida por Pascual Gregori y Mateo J. Nogueras.

emilio thuillier

Dando un considerable salto en el tiempo, cabe mencionar que en 1925 se celebró una función benéfica a beneficio de la Santa Cruz.  La Compañía era de aficionados locales y pusieron en escena una comedia de los hermanos Álvarez Quintero titulada “Doña Clarines” además del juguete cómico “Lola, Lolilla, Lolita y Lolo”. Actuaron Julia y Pepita Martínez Carrasco, José Melgares Alfonso, Carmen Celdrán y Andrés Piqueras y las hermanas Bolt, entre otros. Meses después, los caravaqueños disfrutaban con la comedia de los hermanos Álvarez Quintero titulada “El genio alegre”.  Benizar dispuso del Teatro de la Infancia desde 1926. En cuanto a obras y autores, reseñar la existencia de un monólogo dramático escrito en 1918 por J. José Ibáñez, titulado “La hija del emigrante”.

Su última remodelación, a cargo de los arquitectos Joaquín y Manuel Sainz de Vicuña, tiene lugar en 1986. El aforo del teatro es de 428 plazas. Actualmente en él se llevan a cabo proyecciones cinematográficas, obras de teatro, actuaciones locales, entre otras actividades culturales. Se encuentra en la Calle Teatro de Caravaca de la Cruz.

teatro thuillier 1 thuillier 4

Fuentes:

http://www.regmurcia.com

www.murciaturistica.es

INFORMATION IN ENGLISH

The origin of Theater in Caravaca

Emilio Thuillier

Nineteenth-century theatre in Caravaca de la Cruz

A taste for the caravaqueños Theatre is essential and comes from old, proof of this is that since at least 1581, it is documented, that Corpus Christi is celebrated with religious drama; Street Theatre that would continue throughout the 17th century. Somewhat later, in lathe to 1656, know of the existence of a chapel dedicated to our Lady of Buen Suceso and linked to it, a patio of comedies whose collection was intended.

In addition, to the Patio of comedies of the Buen Suceso, from the 18th century parts represented in the Plaza Mayor, always on the occasion of some important event related to the population. In Caravaca acted comedians of Murcia and companies fakers or comedies, in 1769, 1797 and 1771. But a modern theatre in keeping with the importance of Caravaca is not built until the mid-nineteenth century. Deeds is entrusted to Alejandro López and the pictorial decorations to the Sardinian Enrique D do Almont which also took over its management. The building was officially completed on 3 May 1847, inaugurating it with a play that night. The investment surpassed the 60,000 reals. A quarter century later had to repair the worn furniture and decoration, is returned. It was the moment in which the Council decided to give the local free amateur companies.

The journal of Murcia does not require what company was it acted in Caravaca in 1881 on the occasion of the celebrations of the cross. We know that the company directed by Ricardo Simo, who came from Eagles it acted in the town in October. But the following year it was a company of zarzuela which was acting in Cartagena with great success which visited the population. It was the main protagonist murcian comic tenor Pablo López. In the summer of 1889 the local theatre saw his scene “Clotilde” zarzuela de Abelardo Rodríguez author and music of pianist Nogueras, say press commentator, “was lively and funny”.

Two theatrical events took place in 1892. In March the Zorrilla classic is represented in the Royos “Don Juan Tenorio”, curiously out of season and months later passed by Caravaca the child company of zarzuela Cartagena School progress and future of childhood, acting under the direction Vicente Fuster.

In many towns had some group of theatre made up of amateurs; also in Caravaca and in 1893 put in scene two works on the night of the day of the Corpus: “The double cross” and “Crazy from the attic”. Some of its components were: “Encarnación Calzada, Lady turret, Lords López Melgares, Perez Miravete, etc”. The function is closed with a performance by a sextet led by Alfonso García de Murcia.

Municipal ordinances devoted several articles to civic behaviour of the citizens Theatre, in 1895. The objective was to achieve that a too vehement public sector kept the precise composure during performances. As for the performances, that same year returned a company of zarzuela already known in Caravaca which, under the direction of Pablo López, walking tour of Cartagena, Almeria and Albacete, a real luxury.

Stage of the Teatro Thuillier 1906

The company Gorge and Grajales put in scene on the occasion of the celebration of the fair in September in 1898, two operettas. The year had begun with a function to the benefit of the Association procesionista of whites by a local amateur company directed by Vicente de la Torre. The following reference found is three years later, i.e. in 1901 and the time, the festivities of the cross, but the excessive price of tickets, apparently caused a failure of public; the same happened to the company of Operetta who visited the town in October. But in 1902 was a comic company that stepped on stage in Caravaca with Espantaleon in front. Also plays were represented in the news room, since 1909 and at the Teatro Casino lounge, in 1911.

The company of Emilio Thuillier

Malaga’s Emilio Thuillier Marin dramatic company visited Caravaca in 1903 and reached such a success that it was decided to put his name to the theatre. Indeed, the fourth Theatre dates back to 1926 and it’s Grand Theatre Cinema, which, as its name suggests, was born more oriented to the seventh art that plays. Despite this, for everything is used and proof of this is that the company of zarzuela Galvan-Andreu, of recognized prestige in the Region, visited Caravaca in October 1905 and reaped new

Success in it. At the fair of 1910 they would by theater a dozen different works, highlighting the Álvarez Quintero brothers. In 1914 he won the Thuillier Theatre directed by Pascual Gregori and Mateo J. Nogueras zarzuela company.

Making a considerable leap in time, it is worth mentioning that in 1925 a charity function held for the benefit of the Holy Cross. The company was of local fans and put in scene the Álvarez Quintero Brothers Comedy titled “Doña Clarines” in addition to the comical toy “Lola, Lolilla, Lolita and Lolo”. They played Julia and Pepita Martinez Carrasco, José Melgares Alfonso, Carmen Celdrán and Andrés spouts and the Bolt sisters, among others. Months later, the caravaqueños enjoyed the Álvarez Quintero Brothers Comedy titled “The happy genius”. Benizar had the children’s Theatre since 1926. In terms of works and authors, mentioning the existence of a dramatic monologue written in 1918 by J. José Ibáñez, entitled “The daughter of the emigrant”.

Its last remodel, by architects Joaquín and Manuel Sainz de Vicuña, takes place in 1986. The capacity of the theatre is 428 seats. Currently, cinematographic projections, plays, local performances, among other cultural activities are carried out.

It is located in the street which name is Teatro of Caravaca de la Cruz.

 

 

ORIGEN DE LOS ARMAOS

El origen de este singular y simbólico cuerpo de guardia de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca se remonta, sin lugar a dudas, a la presencia de la Vera Cruz en la fortaleza de la villa medieval, allá por el siglo XIII. El simple hecho de ubicarse este Lignm Crucis en una tierra fronteriza con los musulmanes de Al-Andalus ya propiciaría, originalmente, un especial sistema de custodia por los propios soldados de la fortaleza, en principio y, hasta su desaparición, por la Orden del Temple y a partir de 1344 por la Orden de Santiago, bajo mandato de su Comendador en Caravaca y, por delegación de éste, del alcaide de la referida fortaleza.

blog29

Sin embargo lo que acentuó más la presencia de gente armada en torno a la Vera Cruz fue sin duda el establecimiento, en el siglo XIV, del ritual del Baño de la Vera Cruz en Agua. Este ritual se realizaba, y realiza, en un arroyo que distaba aproximadamente un kilómetro de la puerta principal de la villa amurallada, lo que implicaba sacar a la Vera Cruz en solemne procesión desde su capilla en la fortaleza hasta el lugar de celebración del referido ritual del baño, en plena huerta. Este hecho conllevaba ciertos riesgos que el alcaide no estaría dispuesto a correr, en su calidad de depositario y custodio de la Reliquia, por lo que ésta, transportada en andas y bajo palio, llevaba una fuerte custodia de gente armada.

Previamente un contingente de hombres a pie y a caballo había inspeccionado los alrededores del lugar, con el fin de evitar una posible emboscada musulmana o de otro estilo que pusiera en peligro a la Vera Cruz y a su acompañamiento.

Precisamente los siglos XIV y XV fueron pródigos en incursiones y correrías de los musulmanes granadinos sobre Caravaca. En 1391 Yusuf II de Granada llegaría a las puertas de la villa de Caravaca, y el año siguiente su hijo Muhammad VI incendiaría la villa, aunque debió retirarse al no poder asaltar la fortaleza siendo derrotado por el Adelantado de Murcia, que había acudido en apoyo de la villa fronteriza, aunque pudo escapar.

El mismo monarca granadino en los años 1404 y 1405 volvió a realizar correrías en la zona, y en 1406 el arraez de Guadix intentaría, si éxito, el asalto a la villa de Caravaca. Esta situación de inseguridad dio pie a que en 1407 el concejo de Murcia enviase 400 ballesteros que habrían de repartirse entre las villas de Lorca, Mula y Caravaca. En 1448 y 1449 Muhammad X El Cojo hizo una nueva incursión , llegando hasta Orihuela y llevándose buen número de cautivos de los distintos lugares, incluyendo Caravaca. Una de las últimas incursiones constatadas tendría lugar en 1477 por Muley Hacen, intentando un nuevo asalto a la fortaleza de Caravaca, siendo la última, en 1485 y en plena guerra con los Reyes Católicos, la del alcaide de Baza.

2

El año 1722 Cuenca Fernández-Piñero, al referirse a la Edad Media, publicó que “en aquel desgraciado tiempo que estaban los moros granadinos tan a la puerta, necesitaban los vecinos de esta villa andar a todas horas con las armas en las manos, ya para defender de ellos la villa, ya para seguridad de esta Cruz Santísima.

Sin embargo el ritual del Baño de la Vera Cruz en Agua seguía efectuándose, año tras año, prácticamente sin interrupción. De ello hay constancia el año 1407 y siguientes. En 1480 la Orden de Santiago se refiere, en presente, al “sitio donde vañan la Vera Cruz a surco de una parte de tierra de Juan de Chinchilla e de la otra parte el camino que va a Huescar”. Y el mismo autor referido anteriormente estipula que en la Edad Media la procesión del Baño era más militar que eclesiástica “porque se componía toda ella de una numerosísima compañía de militares con su Capitán, alférez y demás cabos..” Así pues, por todo lo expuesto está clara, justificada y demostrada, la necesidad de escoltar con guardia auténtica a la Sagrada Reliquia en aquellos tiempos de la Baja Edad Media.

En el siglo XVI, tras la reconquista de Granada, la custodia de la Vera Cruz en su salida desde el castillo seguiría a cargo de soldados a las órdenes del alcaide de la fortaleza, nombrado por la Orden de Santiago,   acentuándose sin duda en el último tercio del siglo con la sublevación de los moriscos y guerra de las Alpujarras. Sin embargo, en el siglo XVII, tras la expulsión de los moriscos de España por el rey Felipe III, el peligro interno desaparece pero la necesidad de custodiar a la Vera Cruz en su salida de la fortaleza permanece y más aún con su estancia, en la noche del dos al tres de mayo de cada año, en la nueva iglesia parroquial de El Salvador, ya desde el siglo XVI,   fuera de las murallas de la villa de Caravaca.

Esta circunstancia motivó el hecho de que se creara un cuerpo de guardia específico, que únicamente actuaría cuando la Vera Cruz saliese del recinto amurallado, creándose así   la “Compañía de Guardia de la Santa Cruz”, comprometiéndose en ella los miembros más destacados de la aristocracia caravaqueña, todos ellos miembros de la Cofradía de la Vera Cruz, turnándose en los cargos de Capitán y Alférez de la Compañía. Así lo establecían el 20 de abril de 1655 al acordar que “…será uno a el que le tocare la suerte en rueda Capitán de la Compañía que sale para la guarda y acompañamiento de la Santa Cruz el dicho día tres de mayo de cada un año y su víspera, el qual pueda elegir alférez….”.

3

En 1722, el ya referido Cuenca, constatando la época por él vivida (segunda mitad del siglo XVII y buena parte de la primera del XVIII) describe a la Compañía como “hombres armados con su Capitán a trechos en la procesión de guarda de la Santísima Cruz, que va en sus andas bajo palio..”

Este cuerpo de guardia, formado por voluntarios, se mantendría por tales hasta bien entrado el siglo XVIII en que comenzó a decaer y hubo de echarse mano a gentes pagadas, creándose no obstante entre las mismas una especie de “dinastías” o familias entre las que se daba continuidad a la Compañía.

A finales de este siglo y comienzos del XIX era costumbre pagarles un doblón por cabeza, costeado a medias por los Mayordomos de la Cofradía de la Vera Cruz y por el Alférez Mayor del Ayuntamiento de   Caravaca, cuando éste sacaba el Estandarte Real en la Fiestas de la Cruz, dado que a su vez prestaban escolta a dicho estandarte.

En 1803 se decía que ” se acostumbra la ceremonia de los Armados de custodia de vajada estada y subida” y en 1804 queda constancia que también acompañaban a la Vera Cruz en la solemne Misa de Pontifical que desde el siglo XVII se celebra en la Iglesia de El Salvador, narrándose de la siguiente forma: “..hay la costumbre de que asistan haciendo la guardia hombres vestidos de cota de malla con sus espadas y alabardas”. Será también en 1804 cuando se utilice la denominación de “Compañía de Armados”, evolucionando el nombre hasta popularizarse en el dialecto murciano, ya en el siglo XX, como “Los Armaos” o “Compañía de Armaos”, que es como se le conoce y denomina en la actualidad.

En 1846, Madoz los describe ” vestidos a la española antigua, con peto, espaldar y casco adornado de flores contrahechas, formando un frontis de bastante altura”, y en 1856 Marín de Espinosa, al describir las Fiestas de la Cruz, se refiere a ellos como “guerreros con sus correspondientes armaduras a la antigua”. En 1888 Torrecilla de Robles los define como “una escolta de guerreros a estilo de los de la Reconquista”.

4

 

En 1898 Sala Nougarou, en un manuscrito destinado a convertirse en borrador para el Reglamento de la Comisión de Festejos, realiza una descripción considerando su origen como“guardia de honor de la Ssma. Cruz” y calificándolos de “instituto tan antiguo como la Ssma. Cruz de Caravaca” y teniendo entre otras como misión fundamental la de ir “junto al carro [de la Cruz] en las procesiones”. También este autor estipula que “son los mismos todos los años” y que en su época se les pagaba a cada uno cinco pesetas, cubriendo con ello todas sus actuaciones que eran “..día de la bajada de la Cruz, de la Procesión del Baño, y el de la función solemne con la subida de la Cruz”. No obstante también especifica que de las cinco pesetas que se les daba tenían que pagar tres a las Religiosas (¿Carmelitas?) que preparaban las flores de la celada, con lo que a ellos únicamente les quedaba un salario real de dos pesetas.

A comienzos del siglo XX, concretamente el año 1908, se les agregó una función no propia de su origen, desechada en 1998, que fue la de acompañar en las procesiones de la Vera Cruz a la Presidencia de la Cofradía, para lo que se crearon dos nuevas plazas de armados.

También en este siglo la Compañía sufriría transformaciones, tanto en el número de componentes, que tendió en un principio a disminuir, como en el vestuario, si bien en este último aspecto siempre se ha respetado la línea esencial del mismo y los principales componentes.

5

En 1998 se hizo una renovación o “refundación” de la Compañía, dotándola de Estatutos y Reglamento, enriqueciendo el vestuario y abriendo el número posible de componentes a un total de ochenta y uno, organizados en seis escuadras, cada una de ellas mandada por un Alférez. Con ello se intentó volver a dignificar este histórico cuerpo que había caído en una más que palpable decadencia, empezando ésta en el momento en que  se dotó de mercenarios.

Constituye, sin duda, junto con el Baño de la Vera Cruz en Agua y su procesión, la tradición caravaqueña vinculada a la Stma. y Vera Cruz con raíces históricas más profundas.

Fuente: http://armaosveracruz.com/origen-de-los-armaos

IF YOU PREFER THE INFORMATION IN ENGLISH:

ORIGIN OF THE ARMS

The origins of this unique and symbolic body of guard of the Santísima and Vera Cruz de Caravaca, can be traced back to the presence of the Vera Cruz in the fortress of the medieval village, back in the 13th century. The simple fact of placing this Lignm Crucis in a land bordering the Muslims of Al-Andalus and would originally propitiate a special system of custody by the soldiers themselves of the fort, in principle and, until their disappearance, by the Order of the Temple And from 1344 by the Order of Santiago, under command of his Commander in Caravaca and, by delegation of this, the mayor of the said fortress.

However, what most accentuated the presence of armed people around Vera Cruz was undoubtedly the establishment, in the fourteenth century, of the ritual of the Bath of the True Cross in Agua. This ritual was performed, and performed, in a stream that was about a kilometer from the main gate of the walled town, which meant taking the Vera Cruz in solemn procession from its chapel in the fortress to the place of celebration of that ritual Of the bathroom, in the garden. This fact entailed certain risks that the warden would not be willing to run, as custodian and custodian of the Relic, reason why this one, transported in platforms and under pallium, carried a strong custody of armed people.

Previously a contingent of men on foot and on horseback had inspected the surrounding area, in order to avoid a possible Moslem or other ambush that would endanger the Vera Cruz and its accompaniment.

Precisely the fourteenth and fifteenth centuries were prodigal in incursions and raids of the Muslims of Granada on Caravaca. In 1391 Yusuf II of Granada would arrive at the gates of the town of Caravaca, and the following year his son Muhammad VI would ignite the town, although it had to retire when not being able to assault the strength being defeated by the “Adelantado” of Murcia, that had come in support Of the frontier town, although it was able to escape.

The same monarch from Granada in 1404 and 1405 returned to carry out raids in the area, and in 1406 the arraez of Guadix would attempt, if successful, the assault on the town of Caravaca. This situation of insecurity gave way to that in 1407 the council of Murcia sent 400 crossbowmen that were to be divided between the towns of Lorca, Mula and Caravaca. In 1448 and 1449 Muhammad X El Cojo made a new incursion, arriving until Orihuela and taking good number of captives of the different places, including Caravaca. One of the last incursions found would take place in 1477 by Muley Hacen, attempting a new assault on the fortress of Caravaca, the last being in 1485 and in the midst of war with the Catholic Kings, that of the mayor of Baza.

In 1722 Cuenca Fernández-Piñero, when referring to the Middle Ages, published that “in that unfortunate time that the Moors of Granada were at the door, the neighbors of this town needed to walk at all hours with the weapons in their hands, and To defend the village from them, and for the safety of this Most Holy Cross”.

Nevertheless the ritual of the Bath of the True Cross in Water continued practicing, year after year, practically without interruption. Of this there is record the year 1407 and following. In 1480 the Order of Santiago refers, in the present, to the “place where the Vera Cruz crosses a section of land of Juan de Chinchilla and on the other side the road that goes to Huescar”. And the same author mentioned above stipulates that in the Middle Ages the procession of the Bath was more military than ecclesiastical “because it was all composed of a very numerous company of soldiers with their Captain, lieutenant and other corporal.” Thus, for everything Exposed is clear, justified and demonstrated, the need to escort with authentic guard the Sacred Relic in those times of the Late Middle Ages.

In the sixteenth century, after the reconquest of Granada, the custody of the Vera Cruz on its departure from the castle would continue to be carried out by soldiers under the orders of the mayor of the fortress, named by the Order of Santiago, undoubtedly emphasizing in the last Third of the century with the uprising of the Moors and war of the Alpujarras. However, in the seventeenth century, after the expulsion of the Moors from Spain by King Philip III, the internal danger disappears but the need to guard the Vera Cruz on his departure from the fortress remains and still more with his stay, in The night of the two to three of May of each year, in the new parochial church of El Salvador, already from century XVI, outside the walls of the town of Caravaca.

This motivated the creation of a specific body of guard, which would act only when the Vera Cruz left the walled enclosure, creating the “Company of Guard of the Holy Cross”, committing itself in it the most prominent members of the aristocracy Caravaqueña, all members of the Company de la Vera Cruz, taking turns in the positions of Captain and Ensign of the Company. This was established on April 20, 1655, when he agreed that “… he will be one to whom he will touch the fate in wheel Captain of the Company that leaves for the guard and accompaniment of the Holy Cross the said day three of May of each one year And his eve, which may choose Ensign … “.

In 1722, as we said before Cuenca, stating the time lived by him (second half of the seventeenth century and much of the first of the eighteenth) describes the Company as “men armed with their captain to parts in the procession of guardian of the Most Holy Cruz, who goes on his strolls under pallium”.

This body of guard, made up of volunteers, would remain so until well into the eighteenth century that began to decline and had to be paid to paid people, nevertheless creating among them a kind of “dynasties” or families among which The Company was given continuity.

At the end of this century and beginnings of the XIX it was customary to pay them a doubloon by head, half paid by the “Mayordomos” of the company of the True Cross and by the High Lieutenant of the City council of Caravaca, when this one removed the Royal Standard in the Festivities of The Cross, since in turn they lend escort to that standard.

In 1803 it was said that “the ceremony of the Armed Forces of custody of “vajada” stay and rise is accustomed” and in 1804 it is recorded that they also accompanied the Vera Cruz in the solemn Mass of Pontifical that from century XVII is celebrated in the Church of El Salvador, narrating as follows: “… it is customary for men to wear watch in their midst with their swords and halberds.” It will also be in 1804 when the name of “Company of Armed” is used, evolving the name until popularizing itself in the dialect Murcia, already in century XX, like “Armaos” or “Company of Armaos”, that is as it is known to him And denominates today.

In 1846, Madoz describes them “dressed in the old Spanish, with a breastplate, back and helmet adorned with flowers, forming a frontis of quite height”, and in 1856 Marín de Espinosa, when describing the Fiestas de la Cruz, refers to They as “warriors with their corresponding old-fashioned armor.” In 1888 Torrecilla de Robles defines them as “an escort of warriors in the style of the Reconquest”.

In 1898 Sala Nougarou, in a manuscript destined to become draft for the Regulation of the Commission of Celebrations, makes a description considering its origin like “guard of honor of the Stma. Cross “and calling them” an institute as old as the Stma. Cross of Caravaca “and having among others as fundamental mission the one to go” next to the car [of the Cross] in the processions “. This author also stipulates that “they are the same every year” and that in their time they were each paid five pesetas, covering with it all their actions that were “… of the descent of the Cross, of the Procession of Bath, and that of the solemn function with the ascent of the Cross. ” However, it also specifies that of the five pesetas that were given to them they had to pay three to the Sisters (Carmelites?) Who prepared the flowers of the cloak, so that they only had a real salary of two pesetas.

At the beginning of century XX, concretely the year 1908, they were added a function not proper to its origin, discarded in 1998, that was to accompany in the processions of the True Cross to the Presidency of the Brotherhood, for which they were created Two new squares of armed.

Also in this century the Company would undergo transformations, both in the number of components, which initially tended to decrease, as in the wardrobe, although in this last aspect has always been respected the essential line of the same and the Main components.

In 1998, the Company was renovated, providing it with Statutes and Regulations, enriching the costumes and opening up the possible number of components to a total of eighty-one, organized in six squads, each one sent by a Ensign. This was an attempt to restore dignity to this historic body that had fallen into a palpable decay, starting at the time it was equipped with mercenaries.

 It undoubtedly constitutes, along with the Bath of the True Cross in Water and its procession, the caravaqueña tradition linked to the Stma. and Vera Cruz with deeper historical roots.

Source: http://armaosveracruz.com/origen-de-los-armaos.

La Vuelta. 10ª etapa: Caravaca de la Cruz. Año Jubilar 2017 – El Pozo Alimentación

La Vuelta Ciclista a España que arrancó el 19 de agosto en Nimes y finalizará el 10 de septiembre en Madrid, pasará por la Región de Murcia los próximos días 29 y 30 de agosto.

Vuelta españa. Imagen para Mupi

La prueba congregará a más de 200 ciclistas de los principales equipos a nivel internacional, y será retransmitida en directo por TVE y Teledeporte, con una cobertura internacional en más de 150 países.

El día 29 de agosto comienza la 10ª etapa de la Vuelta Ciclista a España en Caravaca de la Cruz, coincidiendo con el Año Jubilar que se celebra en la ciudad este mismo año. Esta etapa contempla un trazado de 171 kilómetros y partiendo desde Caravaca, recorrerá Sierra Espuña y finalizará en Alhama de Murcia.

El día 30 la Vuelta saldrá desde Lorca, para concluir en Calar Alto, provincia de Almería.

10ª Etpa Vuelta Ciclista España. Carava-El Pozo, Alhama de Murcia

A continuación, aparecen detallados los horarios del comienzo de esta 10ª etapa en Caravaca de la Cruz y el recorrido de la misma:

  • Concentración y firma: Avda. de la Constitución de 12:14 h a 12:59 h.
  • Llamada: a las 13:01 h.
  • Salida neutralizada: a las 13:06 h.
  • Recorrido: Avda. de la Constitución, C/Cruz Prolongación, Avda. Gran Vía, C/Maruja Garrido, Avda. Ctra. De Granada, Pasa a ser la RM 715. Pasa a ser la RM 730 dirección Lorca. cruce izda. dirección Lorca RM 711.
  • Total distancia recorrido neutralizado: 7,5 kilómetros.

vuelta_espana_logo_nuevo_texto_2017_unipublic

No os perdáis este gran acontecimiento que se va a celebrar en Caravaca de la Cruz en su Año Jubilar 2017.