El viaje de los Reyes Magos a su paso por Caravaca de la Cruz

Cuenta la leyenda que hubo tres reyes muy sabios que sabían leer e interpretar las estrellas durante todas las noches. Eran Melchor, Gaspar y Baltasar y venían de Europa, Asia y África.

Todos observaron desde sus palacios una estrella fugaz que, en un momento dado, se paró en el firmamento y brilló mucho más que ninguna otra. Así, movidos por la curiosidad, montaron en sus camellos y se dispusieron a seguirla hacia el horizonte para observarla de forma más cercana.

Tras varios días de viaje, los tres reyes se encontraron y hablaron de la situación que los había traído hacia allí y llegaron a una conclusión. Esta estrella les estaba guiando hacia el nacimiento de un nuevo rey, el rey de reyes. Por ello, pensaron que no podían terminar el camino hacia él sin llevarle regalos dignos de su persona, que fueron oro, incienso y mirra.

Finalmente, la estrella se paró en Belén, donde encontraron una familia formada por un bebé y sus padres. Estos eran María, José y el niño Jesús. Ante esto, los reyes se arrodillaron y pusieron los regalos a los pies del niño. La alegría que causaron en el niño hizo que les otorgará el don de la vida eterna para poder llevar regalos a todos los niños del mundo una vez al año.

Esto es lo que ocurrirá, como todos los años, el día 5 de enero. Este día todos los niños podrán salir a las calles de Caravaca de la Cruz para ver cómo los Reyes Magos vienen en su visita anual a traerles los regalos. La cabalgata dará comienzo a las 18:30 horas, desfilando por la Avenida Almería, la Plaza Elíptica, la Gran Vía, la calle Puentecillas y la Plaza del Arco. Allí, se dirigirán al salón de actos del Ayuntamiento, donde los niños podrán entregarles sus cartas en persona.

 

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *