ORÍGENES DEL FÚTBOL EN CARAVACA DE LA CRUZ

El  Noroeste fue una de las últimas comarcas de la Región de Murcia en las que se desarrolló la práctica del fútbol. Las malas comunicaciones de la época impidieron que este deporte, que a finales del siglo XIX ya se conocía en el Alto Guadalentín, no se popularizara en localidades como Caravaca de la Cruz, Cehegín o Calasparra hasta la década de 1920.

Cabe suponer que en Caravaca durante los primeros años de esta década, los jóvenes organizaban partidos de fútbol entre ellos, y que con el paso del tiempo, los jugadores más destacados constituyeron un equipo representativo de la localidad, al que denominaron Caravaca Football Club, para enfrentarse a clubes de otras poblaciones.

 

Primeros datos

La primera referencia sobre un partido disputado por el Caravaca se remonta al 15 de abril de 1923 cuando el equipo de esta localidad se enfrentó al Cieza. A partir de entonces la pasión por el fútbol creció de forma desmesurada. El Caravaca Football Club se constituye de forma oficial como sociedad deportiva el 3 de septiembre de 1924. Cuatro días más tarde se convierte en uno de los clubes fundadores de la Federación Murciana de Fútbol.

Documento de la constitución oficial del Caravaca Football Club

 

El Caravaca se inscribió para participar en la competición, pero a última hora decidió retirarse (no se sabe si por motivos económicos, o por no disponer de un terreno de juego adecuado). Durante 1925 el equipo caravaqueño disputó varios encuentros amistosos ante equipos de localidades cercanas, y otros de Murcia, pero a partir de mediados de año el interés por el fútbol descendió notablemente.

Caravaca Football Club en 1924

 

La directiva fundadora del club presenta su dimisión el 1 de julio de 1925. Una semana más tarde, un grupo de siete personas se hacen cargo del equipo, pero no logran sacarlo adelante. Es muy probable que el Caravaca Football Club desapareciera antes de finales de este año.

A partir de entonces comienza una época oscura en la historia del fútbol de Caravaca que se extenderá hasta 1931, año en el que se funda la Unión Deportiva Caravaqueña.

El primer partido

Las primeras noticias sobre la existencia de un equipo de fútbol en Caravaca de la Cruz, como ya hemos dicho, datan de 1923. En este año la prensa de la época recoge un enfrentamiento disputado en Cieza entre el Club Deportivo Cieza y el primer equipo de fútbol organizado que existió en Caravaca: el Caravaca Football Club.

El encuentro, que terminó con la victoria del equipo ciezano por 2-1, se celebró el 15 de abril ante un gran número de espectadores. El campo de fútbol no reunía los requisitos más elementales para disputar un partido de fútbol porque las medidas no eran reglamentarias y porque no existía ningún impedimento para que el público invadiera el terreno de juego. El apasionamiento de algunos de estos aficionados obligó a detener el partido en varias ocasiones y dejó para el recuerdo dos curiosas anécdotas que sirven de ejemplo para ilustrar la cultura futbolística de la época.

Jugadas polémicas

El primer tiempo acabó con empate a cero. En la segunda parte el Cieza logró el primer tanto. Poco después el árbitro del encuentro, Cesari, tuvo que tomar decisiones muy controvertidas en dos acciones en las que finalmente concedió validez a sendos goles. En una jugada de ataque del Cieza, un defensa del Caravaca se hace un pequeño lío con el balón en su área cuando trata de despejar a córner y según el criterio de los aficionados locales el balón entra en su portería, pero el árbitro no lo advierte y pita el saque de esquina. Sin embargo, ante la insistencia de los espectadores, el árbitro decide modificar su decisión y conceder el tanto.

El gol del Caravaca, logrado a falta de cinco minutos para el final, también fue conseguido de una manera muy poco ortodoxa. Un jugador caravaqueño dispara a portería, el portero despeja el balón y tras rebotar en un aficionado entra en la portería. En esta ocasión las protestas de los ciezanos (que también se quejaron de que el delantero visitante había tocado el balón con la mano) no sirvieron de nada.

Inexperiencia del Caravaca

La inexperiencia de los jugadores de Caravaca se dejó ver en algunos lances del juego, como en una acción en la que quisieron detener el partido con el balón en juego para hacer un cambio tras la lesión de un compañero, o en las jugadas de ataque del Cieza cuando los cinco delanteros caravaqueños bajaban a defender su portería, algo que sorprendió al público, pues en esta época no era habitual que los delanteros defendieran las jugadas de ataque del equipo rival.

Tras la finalización de este partido se anunció la disputa de un partido de revancha en Caravaca que tendría lugar el 6 de mayo, como un acto de las Fiestas de la Santísima y Vera Cruz. El Ayuntamiento de Caravaca se comprometió a regalar una copa de plata al vencedor. No ha sido posible saber si ese encuentro se llegó a disputar.

Fuente: www.regmurcia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *