Los misterios de los Templarios

Cartel de la exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple de Caravaca.
Cartel de la exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple de Caravaca.

“Gestionar un colectivo de más de 120 personas entre militantes, grupo femenino, socios protectores y sargentos Templarios- los más jóvenes-entraña cierta dificultad, pero las relaciones familiares, de amistad y compañerismo normalmente consiguen superar todas las dificultades”, asegura el coordinador de la Junta Conmemorativa de la asociación Cultural la Soberana Orden del Temple de Caravaca de la Cruz, Sebastián Giménez.

Esta organización nació en 1958 con el objetivo de popularizar y ensalzar las fiestas de la localidad, celebradas desde el día 1 hasta el 5 de mayo. Con motivo de su 60 aniversario, se ha abierto una exposición, disponible hasta el 20 de enero, en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús donde se pueden ver los trajes que han utilizado a lo largo de estas seis décadas, vídeos de su 40 y 50 aniversario, escudos heráldicos  y fotografías.

El origen de la Orden militar y religiosa de los Templarios se halla en la Primera Cruzada, que fue organizada en 1095 por el Papa Urbano II para luchar contra los musulmanes. La contienda se saldó con la recuperación de Jerusalén, que había estado bajo poder árabe desde el 638.

Después de que la urbe santa fuese conquistada por los cristianos, la tensión entre la población musulmana y cristiana creció. Los peregrinos que viajaban a Jerusalén sufrían numerosos ataques de los musulmanes, y esto hacía necesario que se fundase un ejército para defenderlos y vigilar por la protección de las tierras cristianas.

'Vestibus albis', traje blanco de 2007, en la exposición de la Soberana Orden del Temple.
‘Vestibus albis’, traje blanco de 2007, en la exposición de la Soberana Orden del Temple.

En este sentido, el monarca de Jerusalén, Balduino II, promovió la Orden de los Templarios, cuyo líder y fundador fue Hugo de Payens. El monarca judío alojó a estos milicianos en su palacio, la mezquita Al-Aqsa, que se ubicaba en los restos del antiguo Templo de Salomón, en el monte Moria.

Una vez instalados allí, los templarios lo reformaron y construyeron el Templo del Señor, que se convirtió en la segunda iglesia más importante de la ciudad tras el Santo Sepulcro. Esta orden goza también de importancia histórica en Caravaca, puesto que el rey Alfonso X le dio en 1266 a los Templarios el Castillo de Caravaca, la única encomienda que tuvieron en el Reino de Murcia y de la que dependían Cehegín y Bullas.

A través de tapices de 140 x 350 centímetros, en la exposición se verán las vestimentas que han usado durante estas seis décadas en las fiestas de Caravaca, como el traje primitivo de 1959, el de merendera de los años 70 o el de chapas de los 90. Por otro lado, hay que subrayar los escudos heráldicos, tan propios del 4 de mayo en orden de desfile, y una exposición fotográfica.

Asimismo, se proyectarán vídeos del 40 y 50 aniversario de la asociación cultural, celebrados en 1998 y 2008 respectivamente. Para concluir con la historia de los Templarios, su final fue digno de un culebrón. El poder económico y militar que habían ganado a lo largo de los años despertó el recelo de reyes y nobles. El monarca Felipe IV de Francia, conocido como ‘el Hermoso’, tuvo que pedirles un crédito para sostener la economía del país, y deseaba hacerse con sus riquezas.

A principios del siglo XIV, rey francés propagó rumores que acusaban a los Templarios de los delitos de herejía, prácticas homosexuales e idolatría. Todo acabó en manos del tribunal de la Inquisición de París, con el enfrentamiento entre la monarquía francesa y el Vaticano, y finalmente Clemente V disolvió en 1312 la Orden de los Templarios en el Concilio de Vienne.

Con respecto a este tema, Sebastián Giménez recuerda que en el año 2007 “el Vaticano absolvió públicamente a los “Pobres caballeros de Cristo”, restituyendo su honorabilidad, después de que la investigadora Barbara Frale descubriera en sus archivos las actas del proceso contra los Templarios, en las que se demuestra que las acusaciones de herejía, sodomía y prácticas obscenas eran falsas”.

El horario para visitar la exposición de la Soberana Orden de los Templarios en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús es de lunes a viernes desde las 17 hasta las 20:30 horas, y el sábado y domingo de 11 a 14, y de 17 a 20 horas. El 20 de enero cerrará sus puertas.

La exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús de Caravaca.
La exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús de Caravaca.

Fuentes:

. CANAL DE HISTORIA. Templarios: Del origen de las cruzadas al final de la Orden del Temple. Editorial: Círculo de Lectores (Barcelona). Año: 2014.

.P.VILLATORO, Manuel. El misterio de la flota desaparecida de los templarios que pudo llegar a América antes que Colón (02/02/2016). En ABC.ES: http://www.abc.es/historia/abci-misterio-flota-desaparecida-templarios-pudo-llegar-america-antes-colon-201601290156_noticia.html  {fecha de consulta 17/01/2018}

LA BASÍLICA – SANTUARIO DE LA STMA. Y VERA CRUZ DE CARAVACA

Esta semana nos acercaremos hasta el lugar más emblemático de Caravaca de la Cruz, la Basílica – Santuario, ya que aquí se encuentra la patrona de la ciudad, la Santísima y Vera Cruz.

La Basílica­-Santuario está situada en un lugar privilegiado, en lo alto de un cerro dominando la ciudad. Alerta al viajero que va por la autovía de que ya está muy próximo a su destino.

                

La subida hasta la Basílica tiene un especial encanto, comienza en lo que en su día fue la entrada a Caravaca, la conocida Puerta de Santa Ana, de la que aún hoy se conservan restos in situ. Esta subida transcurre por un conjunto de calles estrechas e irregulares, de trazado típicamente árabe, formando todas ellas el Barrio Medieval de la ciudad. Una vez arriba, impresionante vista de la muralla del castillo, que cuenta con 14 torreones, de entre los que destaca la Torre del Homenaje, la más antigua de todas, conocida como Torre Chacona.

Es en el interior de este recinto amurallado donde fue construida  la Basílica en el siglo XVII, sobre la antigua fortaleza de origen islámico, añadiéndose, en el siglo siguiente la impresionante fachada barroca del Templo, construida con mármoles de la zona. Debéis saber que en 1944 fue declarado Bien de Interés Cultural.

En su interior podemos encontrar la Capilla de la Cruz, la Capilla de la Aparición, la de los Conjuros y el Mirador de la Reina. Anexo a la Basílica se encuentra el Museo de la Vera Cruz donde en diversas salas se muestra la historia de la Sagrada Reliquia, a través de colecciones de Pintura, Orfebrería y Arte Sacro. En la explanada podemos visitar una antigua mazmorra y uno de los aljibes.

La Capilla de la Cruz es la más especial de todas, en ella se encuentra la Santísima y Vera Cruz de Caravaca custodiada por los escudos del Temple y de Santiago. Es un lugar muy acogedor, silencioso e iluminado por la tenue luz de dos velones, creando un ambiente que invita al recogimiento y la meditación. Podemos visitar esta capilla cada media hora, excepto en horario de misa, en el que la sagrada reliquia saldrá para ser adorada por todo aquel que lo desee. Aquí permanece la Sagrada Reliquia durante todo el año, excepto en los cinco primeros días de mayo, en los que se celebran las Fiestas Patronales y es trasladada hasta la ciudad para estar más cerca de residentes y visitantes que festejan en su honor.

Visitad la Basílica ¡Os encantará!

 

La Leyenda de Tomir El Gigante

El gigante Tomir, que según la leyenda que creara Manuel Guerrero Torres duerme a las afueras de la ciudad.

      Dice la leyenda que en las noches de invierno, era el gigante Tomir el último superviviente de los titanes, el que por creer en el verdadero Dios no quiso marchar con los suyos a escalar el Olimpo, y así salvó su vida, y vino a estas tierras que poblaban por aquel entonces los celtíberos.

         Traía el acerado casco de Marte, que él extrajo con sus manos de las mismas entrañas de la tierra; una fuerte lóriga sacada del Mediterráneo y una pesadísima clava hecha del árbol más duro y corpulento de la lejana Atlántida.

      Su maravillosa estatura, sus fuerzas de coloso y la intrepidez de su corazón, le hicieron ser el guerrero más temido que jamás tuvo el mundo. Austero por naturaleza, vio con desdén los cachivaches con que pretendían atraérselo los mercaderes fenicios; generoso y magnánimo impidió en estas tierras las crueldades de los cartagineses; partidario de la ciencia del derecho sólo dio facilidades a los romanos para que se establecieran en esta comarca, y enamorado de las bellas artes atrajo a los griegos, a los que trató siempre con agasajo y cariño, dándoles para que se establecieran la margen izquierda del río, el que ellos bautizaron con el nombre de Argos. Esto no obstante, una noche encolerizado, destruyó las populosas ciudades de Lacedemón y Asota, que cobardes habían dejado que profanasen su suelo las plantas de los bárbaros; otro día hizo que los visigodos abjurasen de Arriano; otro día el peso de su clava obligó a los africanos Tarik y Musa a reconocer la independencia de esta comarca.

      Y al amparo del gigante y las lecciones de los romanos, se labraron las tierras que dieron abundante cosecha; dirigidos 34784471por los árabes canalizaron las aguas que fecundaron las tierras labradas; por recuerdos de los fenicios se explotaron las minas e hicieron florecer a las industrias, y por indicaciones de los helenos se construyeron palacios y estatuas y jardines, por donde pasearon los filósofos y los poetas y en donde vibraron las liras diciendo a las almas poemas de amor.

        Pero ocurrió que en una mañana de primavera, vino con la aurora una gentil princesa de ojos negros y de cabellos de oro, acompañada de azafatas, de dueñas y de pajes, y escoltada por unos guerreros negros como el ébano, que cabalgaban sobre elefantes adornados con perlas y ricamente enjaezados con gualdrapas carmesí.

            Y la soberbia lóriga del gigante en donde se embotaron los más certeros dardos, fue pasada por la sutil mirada de la bella princesa que vino con la aurora. Y el gigante enamorado siguió a la caravana hasta la costa, en cuyas aguas esperaba un bajel encantado de velas de raso y casco de marfil; y la princesa fingiéndole amores al gigante lo invitó a que partiese con ella a su reino lejano, que era el reino de las flores y de las mariposas y que existía más allá del mar; y el gigante partió; mas cuando el bajel de las velas de raso y el casco de marfil navegaba en la inmensidad de la mar encrespada y yendo a pararse a una aldea de la costa de donde partieron (Águilas se llamó desde aquel día aquel poblado de la antigua Deitania) y después la princesa en virtud de un conjuro, hizo que atacaran a la gentil nave unos monstruos marinos hasta hacerla zozobrar; pero el vigoroso gigante, convencido de la traición de la que era objeto, apresó a la princesa, y con el agua al pecho, esforzado y valiente hizo frente a los monstruos con su lóriga y con su clava; y el gigante venció; más mientras esto ocurría se entraron los moros en nuestra ciudad como lobos hambrientos y saquearon sus palacios y destruyeron sus jardines y estatuas, y ayudados por los genios la rodearon de tan altas torres, de tan recias murallas y de tan hondos fosos que se creyeron invencibles.

          Y el gigante volvió; y la desleal princesa de los ojos negros y de los cabellos de oro fue sepultada viva bajo el “Álamo Blanco” desde donde en las noches de San Juan, al filo de las doce aún perciben sus ayes y lamentos los oídos de los verdaderamente enamorados.

         Y después de encerrada la princesa el gigante miró a su ciudad; y al verla rugió; y a su rugido se estremecieron los montes, y se desplomaron las torres, y se derrumbaron las murallas, y tras un recio batallar que duró cinco siglos, fue vencida para siempre la raza desleal.

     Desde entonces, cubierto de sudor y de tierra el gigante encantado duerme frente al poniente de la ciudad.

         En la tierra que lo cubre brotaron los breñales; sobre su inmenso cuerpo aún pastan los ganados e hicieron sus cabañas los pastores; por sus recias perneras aullaron los mastines a los lobos, y entre los lambrequines de su casco anidaron las águilas caudales. En los atardeceres, desde el Camino del Huerto ven la silueta del gigante los ojos de los románticos y de los idealistas; el gigante encantado duerme, y dicen las crónicas de unos astrólogos agoreros, que cuando las trampas de guerra de un ejército invasor suenen por la vega de la ciudad, el mágico coloso sacudirá la tierra que lo cubre, y cogiendo su clava, librará de enemigos a la Caravaca inmortal.

                                               

                                                                       

 

Un día en Las Tosquillas

    Las Tosquillas es un idílico paraje natural que está situado a un kilómetro de la pedanía caravaqueña de Barranda, enclavado entre dos cerros.

      En el lugar encontraremos una gran variedad de vegetación, así como el nacimiento de agua natural que le da nombre y que invita a que la imaginación viaje al tiempo de las bellas leyendas que circulan sobre estos lugares.

Las Tosquillas 12     Allí, entre sus grandes nogueras se encuentra un merendero donde los caminantes se acercan para pasar un rato tranquilo con su familia y amigos y justo en el cerro encontramos los restos arqueológicos de La Cabezuela que guardan celosamente los restos de antiguas torres de vigilancia romanas.Las Tosquillas 3

     En Las Tosquillas, el agua brota de una grieta entre dos enormes rocas y a potente ritmo, y discurre aguas abajo por una acequia, este espacio natural, el fresco y limpio aire despeja la mente.

      A esta fuente de las Tosquillas, como hemos dicho antes, se le atribuye una preciosa leyenda, “La Dama del Agua” o “La Encantá” de Las Tosquillas.

Y la leyenda dice así:

Hace mucho tiempo, en el Castillo del Cerro de La Cabezuela vivía un señor que con frecuencia viajaba a la zona para recoger los diezmos. Una de esas veces, el señor se instaló junto a su mujer y su hija (la niña Juana) en el cerro. A la familia la visitaba a menudo un hombre de apariencia extraña y con mucha influencia sobre el señor de La Cabezuela, al que los vecinos se referían como alquimista.

La niña fue creciendo y se convirtió en una doncella hermosísima de la que se enamoró el alquimista, pero Juana estaba prendada de Juan, el mozo que cuidaba los caballos de su padre. Un día, el alquimista paseaba por Las Tosquillas cuando sorprendió a Juan y a Juana abrazados, y montó en cólera. Mediante magia, consiguió destruir a Juan y a ella la convirtió en la dama del agua y le encomendó la función de preservar el preciado líquido para generaciones venideras. Sólo dos opciones tenía la joven para romper el encantamiento. La primera era que debía encontrar, en la noche de San Juan, una pareja que se amara de verdad. Para ello, Juana ofrecía a los amantes joyas de oro con el fin de desvelar que lo que compartían no era amor verdadero, y si los bienes materiales no les tentaban, la joven se ofrecía con toda su hermosura. La otra opción sólo se le presentaría cada 100 años, cuando un hilo de lana rojo descendería por el nacimiento representando su propia sangre.

Las tosquillas 10     Así que, si se acercan a disfrutar de este mágico paraje, quizá tengan la oportunidad de liberar a la “encantá” de Las Tosquillas. Si es así, no corten el hilo rojo.

EL CAMINO DEL HUERTO

Con la llegada de la primavera apetece salir a disfrutar del aire libre y de la naturaleza que se viste de alegres colores. En Caravaca de la Cruz existe un lugar idóneo para llevar a cabo esta actividad, se trata del Camino del Huerto.

Image

Un entorno queridísimo por todos los habitantes de la ciudad. Su ubicación, hace posible que en pocos minutos pasemos del casco urbano al campo mediante un tranquilo caminar, característica ésta que supone un valor añadido. Este camino sirve de enlace entre esos dos mundos, el del bullicio de los coches, el del asfalto y los edificios con el del cantar de los pájaros, el de la tierra y el agua, el de los árboles y plantas.

El Camino del Huerto  a lo largo de todo su recorrido se encuentra flanqueado por un río de agua cristalina y por altos y frondosos árboles que en verano dan sombra a los bancos que hay repartidos por todo el paseo. Bancos por los que han pasado y pasan tantas y tantas personas, que han sido  y son testigos junto con los árboles, de historias tan variadas como esas personas que se han sentado sobre ellos.

Image

Si paseamos por el Camino del Huerto no iremos solos, lo haremos acompañados por las montañas de Caravaca de la Cruz, entorno a las cuales existe una leyenda, que cuenta que dichas montañas en realidad son un gigante, el gigante Todmir, que esta dormido, pero que si algún día la ciudad se viera en peligro se levantaría para defenderla. Si observamos con atención la silueta de dichas montañas, ésta puede sugerirnos la figura de un gigante acostado.

Este entorno que os describimos es ideal para el esparcimiento de grandes y pequeños, en cualquier época del año, siendo el verano la época de mayor disfrute, puesto que es visitado cuando luce el sol y cuando alumbra la luna.

Image

Su fin está delimitado por unos pinotes pero si nos decidimos a traspasarlos encontraremos un sendero que nos conduce hacia el hermoso paraje de Las Fuentes del Marqués.

Un paseo que no tiene desperdicio ¡¡Animaos a recorrerlo!

¿TE GUSTA LA PINTURA? TE RECOMENDAMOS LAS MAGISTRALES TABLAS DE HERNANDO DE LLANOS SOBRE “LA APARICIÓN DE LA CRUZ”

Del pintor español del Renacimiento Hernando de Llanos tenemos en nuestra ciudad una extraordinaria serie de pinturas, en las que se narra la historia de la Aparición de la Santísima y Vera  Cruz de Caravaca.

Activo en el primer cuarto del s. XVI, este pintor español trabajó en Valencia y en Murcia. Su pintura, influida por Leonardo da Vinci, tiene un fuerte carácter italianizante.

Se trata de cuatro tablas pintadas al óleo, de idénticas dimensiones, datadas en torno al 1520 y pertenecientes al Museo de la Vera Cruz, situado en la Basílica – Santuario de Caravaca. Nos relatan el momento de “La Aparición”: Prendimiento de Chirinos, Interrogatorio de Chirinos, Aparición de la Santísima Cruz y Bautismo de Ceyt Abu Ceyt.

Las tablas forman parte de un conjunto de seis, correspondiendo las dos restantes a: Incendio del altar con la milagrosa salvación de la Cruz y San Juan Evangelista en Patmos; procedentes todas ellas de uno de los retablos más antiguos de la ciudad. Pero hoy nos centraremos en las cuatro referentes a la milagrosa aparición de un Lignum Crucis.

El milagro tuvo lugar en una torre medieval del antiguo alcázar caravaqueño, a partir del cual se construyó en el s. XVII la Basílica actual. Este hecho extraordinario se sitúa en el 3 de mayo de 1232, estando Murcia en manos musulmanas.

Concretamente Caravaca estaba gobernada por el sayid almohade de Valencia, Abu –Zeit. Entre los cristianos prisioneros se encontraba el sacerdote Ginés Pérez Chirinos,  que predicaba el Evangelio entre la población mora. Abu – Zeit  se interesó por el oficio religioso y dispuso lo necesario para que se celebrara misa en su presencia. Traídos los ornamentos de tierras cristianas, empezó a celebrarse la liturgia en el salón principal del Alcázar. Pero el sacerdote Chirinos se detuvo al darse cuenta que faltaba el símbolo del crucifijo, sin el cual no podía oficiar. En ese instante, por la ventana del salón, dos ángeles bajaron un “lignum crucis” que depositaron en el altar, y así se pudo continuar la misa. Ante la maravillosa aparición, el sayid y toda la corte se bautizaron.

Pasa una noche diferente y divertida en el Castillo de Caravaca

Muchas personas han disfrutado durante las últimas semanas de una original propuesta de ocio que ya se ha convertido en un clásico de los veranos de Caravaca. Se trata de las visitas nocturnas teatralizadas al Castillo y Basílica de la Vera Cruz, en las que un grupo de personajes te sumergen de una forma amena en la historia de la ciudad.

Cada año se prepara una visita diferente, con contenidos novedosos y divertidos, pero que siempre tienen como referencia acontecimientos históricos. Este verano la actividad está ambientada en 1805, cuando se propaga por el Reino una epidemia de fiebre amarilla que amenaza con provocar la suspensión de las tradicionales fiestas de mayo que, por cierto, ya incluyen entre su programa festivo a los Caballos que suben el vino al Castillo.                                                    

El escenario monumental donde tiene lugar la visita es el Castillo y Basílica-Santuario de Caravaca de la Cruz pero, como siempre, cambia el guión, los contenidos históricos y también los personajes que intervienen y entretejen la visita. En esta ocasión, entre carros triunfales y supuestos caballeros, la actividad estará guiada e interpretada por don Nicolás Sánchez de Robles, personaje caravaqueño emigrado a las Américas que donó una sustanciosa limosna a la iglesia de la Santa Cruz. El histórico indiano estará acompañado y complementado por Elisabé, su bella esposa; por Jesús el sacristán, hijo de sacristán; por el ilustrado alarife don Ángel Moreno y por la Espabilá, la tradicional buscavidas que suele recibir las simpatías del público asistente.

Aún estás a tiempo de participar en esta interesante propuesta pensada para las noches de verano. Las visitas se prolongarán hasta el 31 de agosto, cada día salvo los lunes. A las 22.00 horas en la puerta principal del Castillo te esperan unos guías muy peculiares.

Las entradas ya están a la venta para cualquier día del mes de agosto en los museos de Caravaca (en horario de 10 a 14 horas). Igualmente se pueden realizar reservas o compra anticipada llamando al teléfono 968 705 620 de Caravaca Jubilar (horario de 10 a 14 horas). También se pueden adquirir cada noche en el propio castillo.                                           

Tique normal: 4 euros                                        

Tique Pensionistas y Jubilados: 3 euros

Tique Jóvenes entre 7 y 14 años: 2 euros

Tique Niños menores de 7 años: gratuita

Bienvenidos!

Hola a tod@s!

Hoy estamos de estreno! Emprendemos esta aventura con la ilusión de acercaros a una ciudad de leyenda, Caravaca de la Cruz, con todo lo que ofrece: su Historia, sus Monumentos y Museos, su Gastronomía y Artesanía, sus Fiestas…

Pretendemos que este blog sea un lugar de encuentro para todos los que desean conocer más acerca de Caravaca de la Cruz, habitantes, visitantes, peregrinos y los que estais por venir…nos encantaría que compartierais aquí vuestras experiencias y queremos ser una ayuda  para que descubrais todo lo que se puede hacer en Caravaca, qué ver, dónde comer, dónde alojarte…

Aquí os esperamos!

Os pongo el spot que se realizó para el Año Santo 2010: