Castillo de CaravacaPlano término municial de CaravacaCaravaca de la Cruz es cabecera de la amplia comarca del Noroeste murciano y población de referencia de otros municipios de las vecinas provincias de Granada, Jaén y Albacete. El título de ciudad le fue otorgado por la reina Isabel II en 1849, y es uno de los municipios de más larga historia y tradición de la Región de Murcia.

Caravaca de la Cruz tiene 26.280 habitantes, y es una ciudad hospitalaria y abierta.

El caravaqueño es amante de su tierra y sus tradiciones que ofrece al visitante de manera generosa y cordial.

Situada al noroeste de la Región de Murcia, en el sureste español (38° 06° N1° 52’O), tiene una altitud media de 625 m. sobre el nivel del mar. El municipio tiene una extensión de 859,51 km², distribuidos en 14 pedanías: Archivel, Barranda, Benablón, Caneja, El Hornico, El Moral-Entredicho, El Moralejo-La Junquera, La Almudema, La Encarnación, Los Prados, Los Royos, Navares, Pinilla y Singla.

Posee un clima mediterráneo algo continentalizado. La primavera suele ser lluviosa y con temperaturas suaves, especialmente hacia la mitad de la temporada. El verano es seco y con temperaturas medio-altas, especialmente en el mes de julio. El otoño suele ir acompañado de lluvias y temperaturas suaves en el centro del día, por la noche suelen bajar bastante a partir de noviembre. El invierno viene acompañado de nieves, especialmente en las pedanías más altas y temperaturas por debajo de los 0º.

En el término municipal de Caravaca de la Cruz, dentro de su accidentado relieve podemos encontrar una abundante y diversa representación de la flora y la fauna de la Comarca del Noroeste. De hecho cuenta con varias zonas que gozan de figuras de protección de carácter comunitario. Al norte y al oeste del término se encuentran los núcleos montañosos más elevados: Sierra de Mojantes (1.605 m) y Sierra del Gavilán (1.477 m). Es rica en recursos agropecuarios, lo que ya desde antiguo permitió que se convirtiera en lugar de asentamiento de diferentes pueblos.

El municipio se encuentra atravesado por los ríos Argos y Quípar en dirección oeste-este, y posee numerosos nacimientos de agua: Las Fuentes del Marqués, La Muralla, Las Tosquillas.