Los misterios de los Templarios

Cartel de la exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple de Caravaca.
Cartel de la exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple de Caravaca.

“Gestionar un colectivo de más de 120 personas entre militantes, grupo femenino, socios protectores y sargentos Templarios- los más jóvenes-entraña cierta dificultad, pero las relaciones familiares, de amistad y compañerismo normalmente consiguen superar todas las dificultades”, asegura el coordinador de la Junta Conmemorativa de la asociación Cultural la Soberana Orden del Temple de Caravaca de la Cruz, Sebastián Giménez.

Esta organización nació en 1958 con el objetivo de popularizar y ensalzar las fiestas de la localidad, celebradas desde el día 1 hasta el 5 de mayo. Con motivo de su 60 aniversario, se ha abierto una exposición, disponible hasta el 20 de enero, en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús donde se pueden ver los trajes que han utilizado a lo largo de estas seis décadas, vídeos de su 40 y 50 aniversario, escudos heráldicos  y fotografías.

El origen de la Orden militar y religiosa de los Templarios se halla en la Primera Cruzada, que fue organizada en 1095 por el Papa Urbano II para luchar contra los musulmanes. La contienda se saldó con la recuperación de Jerusalén, que había estado bajo poder árabe desde el 638.

Después de que la urbe santa fuese conquistada por los cristianos, la tensión entre la población musulmana y cristiana creció. Los peregrinos que viajaban a Jerusalén sufrían numerosos ataques de los musulmanes, y esto hacía necesario que se fundase un ejército para defenderlos y vigilar por la protección de las tierras cristianas.

'Vestibus albis', traje blanco de 2007, en la exposición de la Soberana Orden del Temple.
‘Vestibus albis’, traje blanco de 2007, en la exposición de la Soberana Orden del Temple.

En este sentido, el monarca de Jerusalén, Balduino II, promovió la Orden de los Templarios, cuyo líder y fundador fue Hugo de Payens. El monarca judío alojó a estos milicianos en su palacio, la mezquita Al-Aqsa, que se ubicaba en los restos del antiguo Templo de Salomón, en el monte Moria.

Una vez instalados allí, los templarios lo reformaron y construyeron el Templo del Señor, que se convirtió en la segunda iglesia más importante de la ciudad tras el Santo Sepulcro. Esta orden goza también de importancia histórica en Caravaca, puesto que el rey Alfonso X le dio en 1266 a los Templarios el Castillo de Caravaca, la única encomienda que tuvieron en el Reino de Murcia y de la que dependían Cehegín y Bullas.

A través de tapices de 140 x 350 centímetros, en la exposición se verán las vestimentas que han usado durante estas seis décadas en las fiestas de Caravaca, como el traje primitivo de 1959, el de merendera de los años 70 o el de chapas de los 90. Por otro lado, hay que subrayar los escudos heráldicos, tan propios del 4 de mayo en orden de desfile, y una exposición fotográfica.

Asimismo, se proyectarán vídeos del 40 y 50 aniversario de la asociación cultural, celebrados en 1998 y 2008 respectivamente. Para concluir con la historia de los Templarios, su final fue digno de un culebrón. El poder económico y militar que habían ganado a lo largo de los años despertó el recelo de reyes y nobles. El monarca Felipe IV de Francia, conocido como ‘el Hermoso’, tuvo que pedirles un crédito para sostener la economía del país, y deseaba hacerse con sus riquezas.

A principios del siglo XIV, rey francés propagó rumores que acusaban a los Templarios de los delitos de herejía, prácticas homosexuales e idolatría. Todo acabó en manos del tribunal de la Inquisición de París, con el enfrentamiento entre la monarquía francesa y el Vaticano, y finalmente Clemente V disolvió en 1312 la Orden de los Templarios en el Concilio de Vienne.

Con respecto a este tema, Sebastián Giménez recuerda que en el año 2007 “el Vaticano absolvió públicamente a los “Pobres caballeros de Cristo”, restituyendo su honorabilidad, después de que la investigadora Barbara Frale descubriera en sus archivos las actas del proceso contra los Templarios, en las que se demuestra que las acusaciones de herejía, sodomía y prácticas obscenas eran falsas”.

El horario para visitar la exposición de la Soberana Orden de los Templarios en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús es de lunes a viernes desde las 17 hasta las 20:30 horas, y el sábado y domingo de 11 a 14, y de 17 a 20 horas. El 20 de enero cerrará sus puertas.

La exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús de Caravaca.
La exposición del 60 aniversario de la Soberana Orden del Temple en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús de Caravaca.

Fuentes:

. CANAL DE HISTORIA. Templarios: Del origen de las cruzadas al final de la Orden del Temple. Editorial: Círculo de Lectores (Barcelona). Año: 2014.

.P.VILLATORO, Manuel. El misterio de la flota desaparecida de los templarios que pudo llegar a América antes que Colón (02/02/2016). En ABC.ES: http://www.abc.es/historia/abci-misterio-flota-desaparecida-templarios-pudo-llegar-america-antes-colon-201601290156_noticia.html  {fecha de consulta 17/01/2018}

Las torres señoriales de Caravaca de la Cruz

Recientemente tratamos en este blog sobre dos tipos de torres que podíamos encontrar por la huerta y el campo de Caravaca de la Cruz: las torres vigía y las torres refugio. En esta ocasión, y para finalizar con la tipología de torres que venimos realizando, trataremos acerca de las torres o residencias señoriales.

Desde principios de la Edad Moderna y hasta el siglo XIX, las residencias señoriales constituyeron una pieza clave en el proceso de colonización del campo. Estas torres reciben su nombre del apellido de la familia propietaria de la residencia.

En los años posteriores a la conquista de Granada, en la periferia del término municipal de Caravaca, se realizan distintos repartimientos de tierra, puesto que por la proximidad al reino de Granada muchos territorios habían estado despoblados. Empiezan entonces a fundarse haciendas que ampliarán su superficie mediante alianzas y matrimonios.

Estas torres no tienen connotación defensiva alguna, no pasando de ser una casa de campo unida a otras dependencias auxiliares. A principios del siglo XVI se funda la Torre Girón, que contaba con planta baja, dos cuerpos superiores y cubierta a cuatro aguas. Junto a la torre se hallaban otras viviendas más bajas y una tapia que cerraba un circuito a cielo abierto.

Torre Girón

La torre señorial de la que más literatura disponemos es la Torre de las Fuentes, en Caravaca. Este nombre dio segundo título nobiliario al marqués de San Mamés de Aras, D. Diego Uribe y Yarza, quien durante el siglo XVIII se titulaba también como Vizconde de Torre de las Fuentes.

Torre de las Fuentes del Marqués, conocida popularmente como ‘De los Templarios’

Esta torre fue adjudicada a la Orden del Temple, basándose en el mero hecho de que esta Orden estuvo en Caravaca durante algo más de cuarenta años. De ahí que se la conozca popularmente como la Torre de los Templarios. En 1991 se realizaron unas excavaciones arqueológicas que permitieron obtener una visión bastante completa del conjunto arquitectónico, viniendo a mostrar que su autoría no se debe a los templarios sino al modelo de arquitectura residencial señorial del que veníamos hablando.

Torre de las Fuentes del Marqués

 

 

 

Fuentes:

Pozo Martínez, Indalecio: Las torres medievales del Campo de Caravaca (Murcia). In: Mélanges de la Casa de Velázquez, tome 32-1, 1996. Antiquité – Moyen-Age. pp. 263-285.

regmurcia.com

Las torres refugio en la huerta de Caravaca

Hace un tiempo os contábamos en este mismo blog cómo las diferentes Torres que podemos encontrar por los campos y la huerta de Caravaca, a pesar de sus evidentes similitudes formales, no tenían por qué cumplir las mismas funciones ni pertenecer al mismo periodo histórico.

En esta ocasión nos disponemos a tratar de otro tipo de construcciones: las torres refugio. Éstas fueron levantadas en la época islámica con la función de servir de refugio a pequeñas comunidades rurales, ya fuesen alquerías o viviendas más o menos aisladas en las proximidades de algún nacimiento de agua.

En los momentos previos a la conquista cristiana estas torres refugio eran abundantes en territorios alejados de castillos y alquerías relevantes como Caravaca y Cehegín, teniendo algunas otras funciones como granero comunitario o almacén para la guarda de los tributos en especie.

Torre Mata

En Caravaca encontramos la Torre Mata (anteriormente a 1935 llamada Torre Muso), en la rambla de Tarragoya, en la carretera que conduce a la pedanía de Los Royos. Presenta planta cuadrada de 6 metros de lado y una altura cercana a los 9 metros. En origen debía de contar con algún cuerpo más de altura, ya que el muro de tapial es extraordinariamente grueso. Con el transcurso de los siglos se convirtió en parte de las edificaciones de una explotación agropecuaria hoy también desaparecida.

Los Castillicos

Cerca de ella, al otro lado de la misma carretera se encuentra el pequeño altozano de Los Castillicos, donde podemos ver los restos de una pequeña torre de unos 4 metros de lado. En otro pequeño montículo próximo se aprecian restos de muros de mampostería que debían formar parte del mismo conjunto arquitectónico e histórico.

 

La Torrecica

En las Ocho Casas de Singla se hallan otros restos de La Torrecica, de planta cuadrada de 5 metros de lado. No existen restos visibles de construcciones a su alrededor, aunque es posible que fuesen destruidos por los aterrazamientos y los caminos que la rodean y es posible que sirviese de refugio de una pequeña comunidad rural.

 

 

Fuentes:

Pozo Martínez, Indalecio: Las torres medievales del Campo de Caravaca (Murcia). In: Mélanges de la Casa de Velázquez, tome 32-1, 1996. Antiquité – Moyen-Age. pp. 263-285.

regmurcia.com

Caravaca clausura su Año Jubilar 2017 y recuerda su historia

El pasado domingo, día 7 de enero, Caravaca de la Cruz clausuró su Año Jubilar 2017 con una misa presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, en la Basílica de la Santísima Vera Cruz. Después se celebró un concierto, llamado Las cuatro estaciones de Vivaldi, que contó con la actuación de la actriz Nuria Espert junto al violinista Pablo Suárez al grupo musical murciano La Tempestad.

Corrían los años 90, concretamente el 9 de enero de 1998 cuando el Papa Juan Pablo II le concedió a Caravaca el título de Ciudad Santa y el Año Jubilar ‘in perpetuum’, en perpetuidad. De esta forma, el municipio festejaría cada 7 años su año santo, y el primero sería en 2003. Este hecho supuso que Caravaca se convirtiese en una de las cinco ciudades santas del mundo, junto a Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana.

Entre las autoridades, el ministro de cultura Méndez de Vigo

La reliquia de Caravaca es un ‘lignum crucis’, un trozo de madera de la cruz en la que Jesucristo fue crucificado.  Se guarda dentro de un relicario en la Basílica de la Santísima Vera Cruz. La cruz es de doble brazo horizontal, uno mide 7 centímetros y el otro 10, y un brazo de alto de 17 centímetros. Perteneció al primer obispo de Jerusalén tras la derrota de los musulmanes en 1099, el patriarca Roberto, y fue descubierta por la madre del emperador Constantino, Santa Elena, en el siglo IV.

Cuenta la leyenda que el 3 de mayo de 1232 dos ángeles bajaron desde el cielo la reliquia cuando el sacerdote Pérez Chirinos, preso por el rey moro Ceyt-Abuceyt, pidió una cruz para ofrecer una misa. Ante la milagrosa aparición del objeto religioso, el monarca musulmán se convirtió al Cristianismo.

Una vez que los Reyes Católicos finalizaron la reconquista cristiana al acabar con el reino nazarí de Granada en 1492, la popularidad de la Cruz de Caravaca se expandió por todo el mundo, como en Filipinas en 1688 o en Polonia donde existe un una reproducción de la reliquia en el Museo de la Universidad de Cracovia y otra en la Catedral de Gniezo.

Además, alcanzó la fama en Alemania a partir de 1600, especialmente en la región de Hohenzollern ,y en Limoges (Francia) hay varias réplicas de la cruz.La importancia de Caravaca hizo que Santa Teresa de Jesús fundase en 1576  el Convento de las Madres Carmelitas, en la ciudad y San Juan de la Cruz crease en 1586 el Monasterio de los Padres  Carmelitas Descalzos.

Por último, antes de obtener el título de ciudad santa y su año jubilar a perpetuidad cada siete años, Caravaca vivió dos años jubilares: el de 1981 y el de 1996. El primero se debió a que se celebraba el 750 aniversario de la aparición de la cruz, y el segundo por el gran prestigio y fama que había logrado entre miles de turistas y peregrinos. El municipio murciano ya prepara su siguiente año santo, que será en 2024.

.ABC, ¿Qué significa la concesión de un Año Jubilar? ( (16/09/2016). En ABC.ES : http://www.abc.es/sociedad/abci-significa-concesion-jubilar-201609161835_noticia.html {fecha consulta 08/01/2018}

. NADAL, Paco. Los jinetes de Caravaca (12/04/2003). En ELPAÍS.COM: https://elpais.com/diario/2003/04/12/viajero/1050181694_850215.html  {fecha consulta 08/01/2018}

. ACIPRENSA, Conmemorando su gran milagro Caravaca de la Cruz celebrará Año Jubilar en 2017 (22/11/2016). En ACIPRENSA.COM: https://www.aciprensa.com/noticias/caravaca-de-la-cruz-celebrara-ano-jubilar-en-2017-conmemorando-su-gran-milagro-96085 {fecha consulta 08/01/2018}

. ACIPRENSA, La historia de la Cruz de Caravaca, publicado en Catholic.net: http://www.es.catholic.net/op/articulos/66262/la-historia-de-la-cruz-de-caravaca.html {fecha consulta 08/01/2018}

. MARTÍNEZ ROMERA, Madre Encarna. La Cruz de Caravaca. En Catholic.net: http://es.catholic.net/op/articulos/2815/cat/10/la-cruz-de-caravaca.html {fecha consulta 08/01/2018}

. MURCIA TURÍSTICA, La Sagrada  Reliquia . En MURCIATURÍSTICA.ES: https://www.murciaturistica.es/es/la_sagrada_reliquia/ {fecha consulta 08/01/2018}

. SÁNCHEZ ROMERO, Gregorio y  BALLESTER LORCA, Pedro. AÑO JUBILAR IN PERPETUUM EN la CIUDADDELACRUZ.COM: http://www.laciudaddelacruz.com/ano-jubilar-in-perpetuum/{fecha de consulta 08/01/2018}

Los Reyes Magos reparten mañana los regalos de los niños de Caravaca

Cartel de la Cabalgata de los Reyes Magos de Caravaca en 2018.
Cartel de la Cabalgata de los Reyes Magos de Caravaca en 2018.

Llevan todo el año esperándolos y estos últimos días están nerviosos e ilusionados ante lo que puedan encontrarse bajo el árbol de Navidad en la mañana del día 6 de enero. Los niños de Caravaca de la Cruz cuentan ya los segundos que faltan para que los Reyes Magos lleguen a sus casas y dejen los regalos que han pedido. Mañana viernes, día 5 de enero, la Cabalgata de sus Majestades de Oriente recorrerá a partir de las 18:30 horas las calles de la Ciudad Santa, pasando por la calle  Almería, la Plaza Elíptica, la Gran Vía, la calle Puentecilla y la Plaza del Arco.

Tras finalizar el recorrido, Gaspar, Melchor y Baltasar adorarán al Niño Jesús en la Iglesia de ‘El Salvador’. Después recogerán en mano las cartas de los pequeños en la misma Plaza del Arco donde se encuentra el Ayuntamiento.

De esta manera, continúa una tradición de 2.000 años de historia. Según el Evangelio de San Mateo, único apóstol que habla de los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar viajaron, guiados por una estrella, desde Oriente hasta Belén buscando al futuro rey de los judíos, Jesús de Nazaret, que había nacido en un pesebre.

Los Reyes Magos visitando Caravaca en 2015/Juan Fernández Robles.
Los Reyes Magos visitando Caravaca en 2015/Juan Fernández Robles.

Los tres regalos que recibió Jesús fueron oro, incienso y mirra. El primero era un presente por ser rey y para traer justicia y paz, el segundo, por ser Dios y el tercero simboliza que también es un hombre, además de un ser divino.

Sin embargo, no todos se alegraron del nacimiento del Mesías. El rey de Judea, Herodes, se enfureció al enterarse de la noticia, puesto que temía que el niño le quitase el trono en un futuro. El monarca de los judíos les dijo a los Reyes Magos que le informasen del lugar donde se encontraba Jesús, pero finalmente sus Majestades no lo hicieron porque fueron avisados a través de un sueño que Herodes quería matar al chico. Así que los tres personajes escogieron otro camino para volver a su país.

Por otro lado, la procedencia de los Reyes Magos está difusa, aunque se acepta generalmente que eran sacerdotes o astrólogos de Babilonia o Persia.  El ex Papa Benedicto XVI afirmó en su libro La infancia de Jesús que sus Majestades podrían venir desde Andalucía.

La carroza de Melchor en Caravaca en 2015/Juan Fernández Robles.
La carroza de Melchor en Caravaca en 2015/Juan Fernández Robles.

El número de Reyes Magos ha sido también objeto de controversia. La tradición dice que son tres debido al Liber Pontificalis del siglo IX,  que recoge varias historias y leyendas cristianas, también por el número de presentes que le dieron al niño y, por último, la relación del tres con la Santísima Trinidad. En ningún momento San Mateo determinó el número exacto.

Por último, Melchor, Gaspar y Baltasar representan la expansión del Cristianismo en los tres continentes que se conocían en la época: Europa, Asia y África. Como curiosidad, cabe destacar que Baltasar no fue representado con piel negra hasta el siglo XV. Mañana la tradición se repite y la Cabalgata vendrá cargada de regalos que los niños disfrutarán si han sido buenos este año.

FUENTES:

P.VILLATORO, MANUEL. Verdades y mentiras de los Reyes Magos :los persas que murieron torturados tras visitar Belén (09/01/2017) en ABC.ES:  http://www.abc.es/historia/abci-verdades-y-mentiras-reyes-magos-persas-murieron-torturados-tras-visitar-belen-201701050132_noticia.html {fecha de consulta 03/01/2018}

 

BRUGUERAS, MELBA. ¿De dónde surge la tradición de los tres Reyes Magos? (01/03/2017) En PRIMERAHORA.COM: http://www.primerahora.com/noticias/puerto-rico/nota/dedondesurgelatradiciondelostresreyesmagos-1197853/ {fecha de consulta 03/01/2018}

CARMONA, María. Los Reyes Magos eran andaluces (02/12/2012 ). En ELMUNDO.ES: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/28/andalucia/1354129464.html {fecha de consulta 03/01/2018}

.ACIPRENSA. Los Reyes Magos regalaron a Jesús oro por ser Rey, incienso por ser Dios y mirra como hombre(06/01/2014). En ACIPRENSA: https://www.aciprensa.com/noticias/reyes-magos-regalaron-a-jesus-oro-por-ser-rey-incienso-por-ser-dios-y-mirra-como-hombre-79732 {fecha de consulta 03/01/2018}

. VALLÉS, Tere. Fiesta de la Epifanía o Día de Reyes. En Catholic.Net: http://es.catholic.net/op/articulos/12382/-fiesta-de-la-epifana-o-da-de-reyes.html {fecha de consulta 03/01/2018}

Las pedanías celebran la festividad de San Antón

Cada 17 de enero se conmemora el día del protector de los animales en honor a San Antonio Abad (San Antón), quien en medio de la vida austera que llevó, descubrió la sabiduría y el amor divinos a través de observar a la naturaleza. De esa revelación, adquirió la costumbre de bendecir a los animales y a las plantas.

A partir de su muerte, fue invocado como protector de los animales. Por ello, esta celebración trata de recordar el equilibrio que debe existir entre el hombre y la naturaleza; en este caso específico, con los animales.

San Antón protegía perros, gatos, cerdos, cuervos y se acostumbra en muchas culturas colocar su figura en las tumbas de los animales de compañía.

En enero son varias las pedanías de Caravaca de la Cruz que celebran sus Fiestas Patronales. En concreto, Navares, La Almudema y Benablón festejan a San Antón Abad. Os invitamos a que acudáis a ellas, dejándoos aquí las distintas programaciones.

 

Fiestas de Navares (del 6 al 17 de enero)

 

 

 

Fiestas de La Almudema (del 6 al 21 de enero)

 

 

Fiestas de Benablón (del 18 al 21 de enero)

 

 

Vida y obra de Rafael Tegeo (1798-1856)

Autorretrato (c. 1840)

El pintor caravaqueño Rafael Facundo Tegeo Díaz fue una destacada figura del panorama cultural de la primera mitad del siglo XIX, no sólo en la Región de Murcia, sino en el conjunto nacional. Con una obra que avanza desde el neoclasicismo al romanticismo, la calidad de sus trabajos le sirvió para ser nombrado director de la Academia de San Fernando y pintor honorario de cámara en la Corte de Isabel II.

Infancia y primeros pasos como artista

Rafael Tegeo nació en Caravaca de la Cruz en 1798, en la calle que hoy lleva su nombre. Hijo de una humilde familia de artesanos, su infancia no tuvo que ser nada fácil debido a las numerosas epidemias de los primeros años del siglo XIX y a los avatares de la Guerra de Independencia contra los franceses.

Dadas las tendencias que desde niño mostraba hacia la pintura, sus padres le enviaron con quince años a Murcia, a estudiar en la academia de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, bajo la protección del marqués de San Mamés y teniendo allí como mentor al escultor Santiago Baglietto.

Después, completaría su formación artística en Madrid en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde fue discípulo preferido del pintor clasicista José Aparicio, cuyo estilo fue seguido en un principio por el propio Tegeo. También se formaría con Fernando Brambilla, un pintor de vistas italiano afincado en España.

La Curación de Tobías (1824-1827)

Influencia italiana

Entre finales de 1822 y principios de 1823 marchó a Roma, sufriendo un naufragio en el Golfo de León del que pudo salvarse a costa de entregar toda su fortuna a unos marineros, llegando a la capital italiana con un frágil estado de salud y sin dinero.

La huella de este aprendizaje quedó patente en sus pinturas mitológicas y bíblicas: Magdalena en el desierto y La Curación de Tobías, de la que hablamos anteriormente en este mismo blog.

El reconocimiento de su obra

Regresó a Madrid en 1827, alcanzando un año después el grado de Académico de Mérito de la Academia de San Fernando con la presentación de la obra Lucha de Hércules y Anteo.

Lucha de Hércules y Anteo (1828)

En 1839 fue nombrado teniente director de pintura de la Academia de San Fernando. En 1841, a causa del pronunciamiento moderado en contra de Espartero, regresó a Caravaca de la Cruz y un año después sería nombrado director honorario de la Academia, pintando entonces en Cehegín el retrato de Magdalena Cuenca y Rubio.

En 1846 se le aceptó la renuncia al cargo que tenía en la Academia de San Fernando, muriendo en Madrid diez años más tarde, coincidiendo con la primera Exposición Nacional de las Artes en 1856.

Entre la mitología y el retrato

Rafael Tegeo se mostró muy interesado por temas del mundo antiguo, hasta el punto que en su producción se encuentran algunos claros ejemplos del Neoclasicismo.

Los cuadros enviados a las exposiciones de la Academia de San Fernando tratan generalmente de asuntos mitológicos. Sin embargo, en las exposiciones académicas también presentó temas religiosos y en 1839 concurrió incluso con un argumento típicamente romántico.

Pero lo que hizo que Rafael Tegeo adquiriese fama y reconocimiento fue su faceta de pintor de retratos. Pese a esta circunstancia, Rafael mostró un desigual interés por estas obras. En sus mejores obras se intuye tempranamente un cierto romanticismo.

Placa de la calle en recuerdo de Rafael Tegeo

Según algunos estudiosos de su trabajo, la frialdad de los colores empleados en sus óleos ha sido crítica frecuente en la obra de Rafael Tegeo. Sin embargo, estos mismos colores prestan elegancia y dan clima a estos retratos. En la pintura narrativa este colorido es el convencional, de tintes un tanto arbitrarios y locales.

La abundante serie de retratos que realizó Tegeo forma una galería de personajes que van desde los propios reyes, Isabel II (1853) y Francisco de Asís (1846), que le nombraron pintor honorario de cámara; a la aristocracia de la Corte, Duques de San Fernando (1832); figuras políticas; y la burguesía adinerada, El arquitecto Ayogui (1838).

Representa a los personajes de sus cuadros en actitudes dignas, con expresión contenida y mirada frontal, con carácter melancólico y profundidad psicológica, acentuado todo ello por fondos diluidos y el tratamiento de la indumentaria. Algunas de sus mejores creaciones serían Retrato de caballero y Dª Magdalena de Cuenca y Rubio.

 

 

 

 

FUENTES

CHACÓN JIMÉNEZ, F. (dir.), Historia de la Región Murcia, Ed. Mediterráneo, Murcia, vol. VIII, 1980, p. 385

museodelprado.es

regmurcia.com

Las torres vigía de La Represa y Jorquera

Torre Jorquera

No todas son iguales ni responden a una misma función o periodo histórico. Sin embargo,  nos referimos a todos estos elementos arquitectónicos que encontramos por el campo y la huerta de Caravaca de la Cruz con el nombre de Torres, debido a su enorme parecido formal. No obstante, atendiendo a diferentes criterios de carácter militar, económico o social, podemos diferenciar entre torres vigías, torres refugio y torres-residencia señoriales.

Las torres vigías, de las que trataremos en esta ocasión, cumplían una función exclusiva de reconocimiento y control del territorio. Por esa razón es normal que las encontremos cerca de las vías de comunicación con Lorca y el reino de Granada, lugares desde los cuales se producían incursiones musulmanas en nuestras tierras.

En la villa de Caravaca, se hacía necesario colocar observadores en lugares privilegiados para prevenirnos con la suficiente antelación acerca de la presencia del enemigo. Esto era debido a que la concentración de la población al amparo de la fortaleza impedía que se pudiese conocer la situación a poco más de unas decenas de kilómetros del castillo.

Las torres gemelas dedicadas a la vigilancia de Caravaca durante el período cristiano (últimos años del siglo XIV) fueron la Torre de la Represa (o de Los Alcores) y la Torre de Jorquera, ubicadas en los márgenes de los ríos Argos y Quípar. Funcionaban como guarda de la frontera, teniendo la función de informar, bien verbalmente o a través de señales visuales, a las villas o a otras torres vigías sobre la inminente llegada de los cabalgadores musulmanes durante una época en que bien expiraban o se transgredían  las treguas concertadas con los granadinos.

Torre de la Represa o Los Alcores

Estas dos torres presentan planta troncocónica invertida, diámetro de base de 6,5 metros y altura en torno a los 8 metros. Constan de un primer cuerpo macizo y un vano con dintel arqueado a unos 3,5 metros de altura, lo cual muestra que el acceso debía de hacerse mediante una escala móvil que los guardias retiraban una vez que se encontraban en el interior de la misma.

Como anécdota, hace unos años se retiró un escudo heráldico de la Torre de Jorquera, que representaría a Don Lorenzo Suárez de Figueroa, maestre de Santiago entre 1383 y 1409. Los Figueroa fueron una familia de origen gallego extendida por toda Castilla y muy ligada a la Orden de Santiago. Este emblema se encuentra también en una de las torres que flanquea el acceso al castillo de Caravaca y en la caja de plata sobredorada que guarda nuestra Santa y Vera Cruz.

 

 

 

 

 

Fuentes:

Pozo Martínez, Indalecio: Las torres medievales del Campo de Caravaca (Murcia). In: Mélanges de la Casa de Velázquez, tome 32-1, 1996. Antiquité – Moyen-Age. pp. 263-285.

regmurcia.com

¡Manos a la masa! Cordiales navideños

Los cordiales listos para comer

Los cordiales son un magnífico postre navideño, típico de las tierras levantinas. Su ingrediente fundamental son las almendras y el cabello de ángel. La llegada de este postre a las casas murcianas es síntoma de que la navidad se acerca.

Como con otros tantos dulces tradicionales de nuestro entorno, los cordiales nacieron en el interior de los conventos de nuestra tierra, pero su popularidad se ha ido extendiendo a todos los hogares del territorio nacional.

Los ingredientes que utilizaremos son los siguientes:

250 gramos de almendra molida
2 huevos
200 gramos de azúcar
200 gramos de cabello de ángel
Obleas circulares
Ralladura de un limón

Elaboración tradicional de los cordiales

Modo de elaboración

Paso 1: Elaborar el mazapán

Las almendras se pelan y se limpian en agua caliente, para hacerlo más fácilmente. Luego se pican y se secan. Se ralla el limón.

En un bol batimos bien los huevos, y vamos agregando la almendra picada, el azúcar y la raspadura de limón hasta formar una masa homogénea.

Paso 2: Formar los cordiales

Se coloca una lámina de oblea sobre la bandeja de hornear.

Se cogen porciones pequeñas de la masa y se aplastan sobre la oblea. Con un dedo se hace un pequeño agujero y en el centro se sitúa una porción de cabello de ángel. Luego se cierra con otra capa de la masa, quedando el pastel en forma de cono.

Paso 3: Hornear

Se precalienta el horno unos diez minutos. Se introducen las bandejas con los pastelitos. Se dejan hornear una media hora a temperatura de 180º.

Se retiran, se les añade un poquito de azúcar glas y se dejan enfriar.

Sugerencia de presentación

Éste es un postre que se puede consumir durante la sobremesa, normalmente acompañando a un buen café. Al ser un postre navideño, se suele servir junto a mazapanes, alfajores, peladillas o polvorones.

¡Ñam!

Les recomendamos consumirlos en los cinco días posteriores a su realización, ya que su contenido húmedo puede reblandecer el dulce y estropearlo, haciendo que pierdan su característico dulzor.

Y hasta aquí nuestro blog de hoy. Si se atreven con nuestra receta, no duden en mandarnos una foto a nuestras redes sociales.


Fuentes:

regmurcia.com

asopaipas.com

El origen del belén

Detalle del nacimiento del belén de Salzillo

Los actuales artesanos del belén son herederos de una tradición cultural fortalecida en España durante el siglo XVIII por el escultor Francisco Salzillo. Sin embargo, hay que remontarse varios siglos antes para localizar el origen de esta costumbre y eso es precisamente lo que haremos en la presente entrada de nuestro Blog.

Los primeros pasos del belén nos llevan al siglo XIII, cuando San Francisco de Asís organiza el primer nacimiento viviente del que se tiene constancia.

Cuenta la historia que San Francisco, recién llegado a Roma, y coincidiendo las fechas con la Navidad  de 1.223, instaló en una pequeña gruta de Greccio un pesebre con un poco de paja y las imágenes de San José, la Virgen y el Niño acompañadas por un buey y un asno vivos. Según sus palabras, deseaba ver, al menos una vez con sus ojos, el Nacimiento del Divino Niño. Allí se celebró la Misa de Nochebuena, a la que acudieron los frailes y algunos vecinos del lugar.

Tras esta misa, todas las iglesias de la Orden adquirieron la costumbre de instalar un Nacimiento durante los días de Navidad; costumbre que, poco a poco, fueron adoptando el resto de Órdenes religiosas, imprimiéndole cada una su estilo y ligeras variaciones. Así, el belén se difundió a todas las ciudades y países que las órdenes visitaban ejerciendo su apostolado.

Sin embargo, no es hasta la Edad Moderna cuando los artistas utilizan el Nacimiento de Jesús como fuente de inspiración de su obra, empleándose como manifestación artística y no meramente religiosa. En el Renacimiento ya se apunta esta posibilidad, pero es en la segunda mitad del siglo XVII y, sobre todo, el siglo XVIII, cuando el arte belenístico alcanza su mayor esplendor, y los mejores artistas del momento lo elevan a cotas insuperables, mientras que los pequeños artesanos lo popularizan al hacerlo asequible a las clases populares.

Durante el XVII el máximo exponente del arte en figuras de belén lo constituyen las napolitanas. Son éstas figuras de vestir en las que sólo se ha trabajado la cabeza, brazos y manos, piernas y pies, estando el cuerpo relleno de fibra vegetal que las hace extremadamente adaptables a cualquier postura. Sus ropas, propias de la moda de  la época, les aportan ese anacronismo tan habitual en los belenes que, sin embargo, no les resta encanto ni verismo.

Belén napolitano

Sería ya el en siglo XVIII cuando el belén deje de ser un artículo de distinción entre la nobleza para popularizarse, hecho que ocurre durante el reinado en España de Carlos III, quien profundizó su admiración por este arte durante su etapa de regente en Nápoles, a fin de divulgar el contenido evangélico. Ya con el Barroco, se implantaría la moda de vestir las figuras con ricas telas.

En esa época es cuando aparece Francisco Salzillo, hijo de un artesano napolitano, quien se convertiría en uno de los mejores escultores españoles. El belén de Salzillo, uno de los más importantes del mundo, se lo encargó Jesualdo Riquelme en 1783 y está compuesto por 556 personajes y 372 animales, además de algunas maquetas de edificios.

 

 

 

 

 

Fuentes:

fratefrancesco.org

regmurcia.com

museosalzillo.es