La Diadema de Caravaca fue la reina de la Edad de Bronce

La Diadema de Caravaca/ Verónica Schulmeister Guillén.
La Diadema de Caravaca/ Verónica Schulmeister Guillén.

Es única en el mundo, y representaba el prestigio y la diferenciación social. La Diadema de Caravaca es una joya exclusiva, ya que es la única pieza de oro de estas características que se conoce en el mundo argárico. Esta cultura empleó la plata como metal para fabricar alhajas y adornos, como los que aparecen en numerosas tumbas femeninas.

Su origen data de un período comprendido entre el 1.500 a.C. y el 1.300 a.C., y procede de una de las sepulturas del yacimiento argárico del Estrecho de la Encarnación, pedanía de Caravaca de la Cruz. Esta joya fue encontrada por un trabajador del campo en la ‘Placica de Armas’ dentro de la finca de Blas Marsilla Melgares. Este señor le dio la diadema a su cuñado, Amancio Marín de Cuenca.

Como anécdota, a la hora de ingresarla en 1925 en el Museo Arqueológico Nacional, Marín de Cuenca declaró que procedía de Cehegín, pero en 1975 el caravaqueño José Marsilla Marín corrigió este error con su testimonio.

Por otro lado, las mujeres argáricas habrían ceñido su pelo con diademas como esta, cubriendo su nariz con el remate frontal. Estas piezas de orfebrería, elaboradas con metales preciosos, aparecen en los ajuares mortuorios y nos revelan que la sociedad del Argar estaba jerarquizada.

Las clases altas utilizaban las alhajas como un símbolo de distinción frente a las capas inferiores. El poder de esta élite estribaba en  controlar la producción agrícola y metalúrgica, además del comercio y la defensa de las poblaciones.

La joya se halla en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid/ Verónica Schulmeister Guillén.
La joya se halla en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid/ Verónica Schulmeister Guillén.

Por último, hay que resaltar que la cultura argárica se desarrolló en lo que hoy denominamos Región de Murcia a lo largo del III y II milenio a.C. (años 2.200-1.400 a.C. aproximadamente). Este pueblo se caracterizó por enterrar a sus muertos dentro de los núcleos de población, debajo de las viviendas o al lado de ellas. Se dedicaron a la agricultura, a la ganadería, a la metalurgia y a la orfebrería, destacando en este último campo con sus vasijas de barro y con la Diadema de Caravaca.

Fuentes:

. MELGARES, J.A. Homenaje al Prof. Martín Almagro Bach : La Diadema de oro argárica del Museo Arqueológico Nacional. Precisiones sobre el lugar de su hallazgo. Año:1983, Ministerio de Cultura (Madrid).

. MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL, Ficha completa : inventario 33114 (la Diadema de Caravaca) , por el Museo Arqueológico Nacional: http://ceres.mcu.es/pages/ResultSearch?Museo=MAN&txtSimpleSearch=Diadema%20de%20Caravaca&simpleSearch=0&hipertextSearch=1&search=advanced&MuseumsSearch=MAN%7C&MuseumsRolSearch=9&listaMuseos=[Museo%20Arqueol%F3gico%20Nacional  [fecha de consulta 23/11/2017]

. ARTE HISTORIA, El Bronce Medio: El Argar, por ARTEHISTORIA.COM: http://www.artehistoria.com/v2/videos/16.htm [fecha de consulta 23/11/2017]

. REGIÓN DE MURCIA DIGITAL, La mirada que habla, por REGMURCIA.COM: http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,371,m,3526&r=ReP-27223-DETALLE_REPORTAJESABUELO [fecha de consulta 23/11/2017 ]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *