Las Jornadas Culturales del Bando Moro comienzan hoy en la Iglesia de San José a las 21 horas

Cartel de las Jornadas Culturales del Bando Moro (2018).
Cartel de las Jornadas Culturales del Bando Moro (2018).

Con el objetivo de difundir la cultura y el origen de los desfiles de moros y cristianos en las fiestas de mayo, el Bando Moro de Caravaca celebra hoy jueves, día 22 de febrero, y mañana viernes, 23 de febrero, sus jornadas culturales en la Iglesia de San José a las 21 horas. Con ellas se conmemoran el 60 aniversario de la renovación de los desfiles de moros y cristianos.

“En Caravaca hay mucho desconocimiento sobre el origen de las fiestas”, afirma la primera mujer que preside el Bando Moro, Loli Sánchez, añadiendo que con estos actos se pretende difundir la tradición y la historia de estos festejos declarados de interés turístico internacional.

Las jornadas comienzan este jueves con la ponencia del doctor en Historia y responsable del área de Cultura del Ayuntamiento de Caravaca, Diego Marín Ruiz de Assín, con su ponencia titulada ‘ De los rituales de la Cruz a las fiestas de la Cruz’. El ponente explicará el sentido de los rituales, como el de la entrega de la Cruz en el Castillo, que data aproximadamente del siglo XIII, el baño de la Cruz, del siglo XIV, la bendición del vino, con su inicio aproximado en el año 1680, y la cruz de impedidos.

Una vez que Marín Ruiz de Assín haya concluido su charla, habrá una mesa redonda compuesta por el exHermano Mayor, José Nevado Medina, José Antonio López, más conocido como ‘El Jata’, y el el exrector de la Basílica de la Santísima Vera Cruz, Alfonso Moya, en la cual se discutirán los ritos de las fiestas de mayo.

Traje de sultana, que llevó Mercedes Caparrós en 2001 y 2002, en la Iglesia de San José.
Traje de sultana, que llevó Mercedes Caparrós en 2001 y 2002, en la Iglesia de San José.

“El punto de inflexión de los festejos de mayo de Caravaca fue el año 1959”, explica la presidenta del Bando Moro, dado que “la gente se dio cuenta que la fiesta había caído en decadencia y necesitaba renovarse”. En aquella época había que buscar personas y pagarles para que salieran desfilando, y la fiesta carecía del sentido que posee actualmente.

“Fue a partir del año 1959 cuando las personas comenzaron a agruparse, y esa revolución la inició la Cabila Abul-Khatar”. A partir de ese momento el festejo perdió un carácter mercantilista y ganó otro más emocional, que se refiere a la necesidad de mantener viva la tradición fiestera formando cabilas y grupos que desfilarían cada 2, 3 y 4  de mayo por la Ciudad Santa.

Traje de sultán, que lució Pedro Guerrero entre los años 1996 y 1998, en la Iglesia de San José.
Traje de sultán, que lució Pedro Guerrero entre los años 1996 y 1998, en la Iglesia de San José.

Por otro lado, el viernes 23 de febrero intervendrá el encargado del archivo municipal y licenciado en Historia Medieval, Francisco Fernández García, con su ponencia titulada ‘Revisando la historia. Novedades y precisiones en torno a la fiesta de Moros y Cristianos en Caravaca’. A través de esta charla, el historiador contará cómo han ido transformándose los desfiles de los festejos de mayo a lo largo del siglo XX.

En este sentido, explicará los orígenes de la fiesta de moros y cristianos, que se hallan en el año 1845 aproximadamente, hasta nuestros días. Fernández García incidirá en la refundación de los desfiles de 1959 con la aparición de la Cabila Abul-Khatar y la Soberana Orden del Temple.

La Cabila de las Halcones Negras desfilando.
La Cabila femenina de los Halcones negros desfilando.

Al finalizar su ponencia, participará en el acto Pedro Guerrero Cuadrado, hijo del fundador de la Cabila Abul-Khatar. En la Iglesia de San José puede verse el traje de sultana que llevó Mercedes Caparrós en los años 2001 y 2002, y también el de sultán que lució Pedro Guerrero desde 1996 hasta 1998.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *