Caravaca contará con 260.000 euros para la restauración de patrimonio histórico

 

Caravaca de la Cruz se beneficiará de dos actuaciones en materia de recuperación del patrimonio, con la ejecución de los proyectos de rehabilitación de las fachadas del convento de San Clara y de la iglesia parroquial de El Salvador.
Dichos proyectos contarán con un presupuesto global de 260.000 euros, asumido por la Fundación Camino de la Cruz. En concreto, los patronos que financian estas dos actuaciones son el Grupo Postres y Dulces Reina, Limcamar, Café Salzillo, Grupo Fuertes y el Instituto de Turismo de la Región de Murcia.

“Después del Año Jubilar 2017, en el que la fundación centró principalmente sus esfuerzos en la promoción turística y el desarrollo de eventos, era importante que en los periodos interjubilares las inversiones se orientaran al mantenimiento y la recuperación del patrimonio histórico de Caravaca de la Cruz”, tal y como ha señalado el alcalde, José Moreno, durante el acto de presentación de los proyectos, en el que también ha participado la consejera de Turismo y Cultura del gobierno autonómico, Miriam Guardiola; el vicario episcopal y párroco de El Salvador, Jesús Aguilar; el presidente del grupo Postres Reina, Alfonso López, y la comunidad de las Clarisas de Caravaca, entre otros.

José Moreno ha avanzado el compromiso del Ministerio de Hacienda de incluir en los próximos Presupuestos Generales del Estado la ampliación de los incentivos fiscales hasta el año 2021, “lo que permitiría a la fundación mantener su fuerte compromiso con Caravaca de la Cruz más allá del periodo que actualmente hay establecido”.

En el caso del monasterio de Santa Clara se restaurará una superficie de 350 metros cuadrados. Este edificio histórico data del siglo XVII, época de austeridad en las construcciones monacales. La fachada -de dos cuerpos y rematada con frontón triangular partido con cruz- es uno de sus elementos más destacados, realizada con sillería y puerta claveteada de 1876.

La inversión para la fachada norte, sur y este de la Iglesia Parroquial de El Salvador ascenderá a 200.000 euros y abordará limpieza, consolidación y protección de la piedra, así como intervenciones específicas en la “arpía” y en cornisas, molduras de ventanas y en la lápida de inscripción. Esta iglesia, Bien de Interés Cultural (BIC), es uno de los exponentes columnarios del Renacimiento español más importantes y emblemáticas de la Región de Murcia. Se encuentra situada en el centro neurálgico del municipio y es el último punto de sellado para los peregrinos antes de la llegada a la Real Basílica de la de la Santísima y Vera Cruz.

Estas inversiones han sido posibles gracias al reflejo en los Presupuestos Generales del Estado del nuevo acontecimiento de excepcional interés público, el ‘Camino de la Cruz de Caravaca.

Fuentes: Ayto Caravaca de la Cruz.

PALACETES EN CARAVACA DE LA CRUZ. LA CALLE DE LAS MONJAS

En esta ocasión hablaremos de una calle muy especial de Caravaca de la Cruz, La Calle de Las Monjas.

Los turistas y visitantes que lleguen hasta la ciudad no pueden irse sin haber pasado por esta larga y recta Calle. Enseguida, se entenderá el motivo.

Y es que la citada calle se encuentra rodeada de un importante patrimonio como: la Plaza del Arco, el inicio de la Cuesta del Castillo (antigua puerta de Santa Ana por la que se accedía a Caravaca de la Cruz), la imponente Parroquia del Salvador (S. XVI – XVIII), el Teatro Thuiller, el Barranco de San Jerónimo, el Puente Uribe, el Mueso de la Fiesta, ubicado en el Palacio de los Uribe (s. XVI). Lugares y edificios merecederes de detenerse con calma sobre ellos, ningún turista debería perdérselos.

Image

Además, esta Calle facilita la unión de dos zonas de Caravaca, el núcleo o centro urbano con una zona más elevada, el barrio de San Francisco, del que ya hablamos en ocasiones anteriores (recoge la Plaza de Toros (fachada neomudéjar y Ermita de la Reja).

Sin embargo, para despertar nuestro interés no es necesario recurrir a los edificios y zonas que la rodean, la propia Calle en sí, está llena de encanto gracias a los distintos palacetes y casas solariegas que la conforman de principio a fin.

Se trata de una calle con solera, durante los siglos XVII y XVIII fue una calle señorial.Image Habitada por nobles e hidalgos, que construyeron  palacetes y casas solariegas, en cuyas fachadas aún se exhiben vistosas rejas y escudos heráldicos, que a modo de sello nos indican las familias que vivieron en ellas. Entre esos nobles vecinos se encontraban algunos intelectuales como el escritor Miguel Espinosa, el historiador Martín de Cuenca Fernández – Piñero.

ImageDurante el barroco fue conocida como “Calle de los Melgares”, porque en la misma vivieron varias generaciones de esta noble familia.

En la actualidad todo el mundo se refiere a ella como “Calle de las Monjas”, debido a que alberga el Monasterio –  Iglesia de Santa Clara (s. XVII) habitado por monjas clarisas de estricta clausura y construido sobre la antigua Ermita medieval de San Bartolomé.

Algunas de estas casas señoriales se utilizan como infraestructuras que albergan, organismos públicos como la Oficina Municipal de Turismo, ubicada en un antiguo palacio del que se conservan fachada, balcones y escudos heráldicos o el Centro Internacional de Estudios de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, ubicado también en un bonito palacete.

Image